Salsa de yogur.-

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Salsa de yogur exprés... 


Un yogur de soja natural, zumo de 1/2 limón, perejil fresco picado, sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra... ah, y una cucharadita de Mostaza A L' Ancienne... Son los ingredientes simples y sencillos que necesitaréis para esta versátil salsa que va con todo... Ummm..., qué rica!!


Hamburguesas de mijo y espinacas.-

martes, 26 de noviembre de 2013



Estoy realmente contenta con esta receta... porque iba a hacer otra cosa y al final acabé haciendo estas espléndidas hamburguesas de cereales (mijo y avena) y verduras (espinacas y cebolla) que quedaron increíbles... 



El mijo es un cereal que nos aporta mucha energía, ideal para consumir en el desayuno, por ejemplo, también puede ser recomendable en la dieta de las personas celíacas ya que no contiene prolaminas tóxicas y reemplaza gran cantidad de los nutrientes de los alimentos con gluten.

Os animáis a probarlas, pues vamos a la tarea...

Ingredientes:

- 1 taza de mijo.
- 3 tazas de agua.
- 1 taza de espinacas congeladas.
- 1/2 taza de copos de avena finos.
- 1/2 cebolla picada.
- 1 huevo (opcional, si no se os une bien la masa).
- Sal, curry y aceite de oliva virgen extra.
- Opcional un poco de pan rallado para terminar de unir los ingredientes y darles forma de hamburguesas.



Preparación:



  • Las espinacas, al ser congeladas, de esas que ya vienen cortaditas... pues primero las rehogué en una sartén con la 1/2 cebolla picadita.
  • Después, cuando ya estaban blandas, de 6 a 8 minutos, las puse en un colador y las escurrí bien, para que soltaran un poco la humedad.
  • Hervimos el mijo (1 taza de mijo por 3 de agua) hasta que esté tierno. Lo ponemos en agua con una pizca de sal.
  • Una vez templado el mijo y las espinacas los mezclamos en un bol con el resto de los ingredientes. Hacemos la masa y la dejamos reposar, al menos, una hora; para que tome sabor y se amalgame bien.

  • Formamos las hamburguesas, sea con las manos o con un molde... y las pasamos por pan rallado, para que al hacerlas queden doradas.

  • Las pasamos por una plancha o sartén bien caliente con un poco de aceite, o las metemos al horno hasta que estén doradas.
  • La mejor forma de servirlas es con una fresca y rica ensalada de vegetales variados.

Buen provecho... Para servirlas hice esta rica salsa de yogur que os pongo a continuación.

Mousaka vegetal.-

lunes, 18 de noviembre de 2013



¡Hola amigos!

Hoy os traigo una receta 100 % vegetal. A pesar de que la mousaka original lleva carne, la he preparado sin carne... siguiendo una receta que vi hace tiempo en Canal Cocina. Os aseguro que no echamos de menos la carne, en este plato, pues quedó exquisito.

Ya sabéis que la mousaka es un plato griego, país al que aún no he tenido la ocasión de viajar... pero que sería la ilusión de mi vida, hacer un crucero por las islas griegas; así que seguiré soñando por si algún día se da la ocasión.

Bajando de nuevo a la Tierra... os cuento que con este plato, si tenéis invitados... triunfaréis seguro, pues es muy fácil, sano y original... capitas y capitas de verduras, coronadas por una bechamel distinta, pero buenísima... así que manos a la obra.

Ingredientes:

- 3  patatas medianas.
- 1 cebolla a juliana y refrita.
- 2 tomates pelados.
- 2 berenjenas a rodajas de 1/2 centímetro.
- Sal, orégano, perejil fresco, 1 vaso de leche de avena (o la que tengáis), 1 cucharada de harina integral, 1 cucharadita de margarina vegetal y aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

  • Pelamos y cortamos las patatas a rodajas de 1 centímetro. Las cocemos al vapor hasta que estén medio tiernas, no demasiado, pues después el plato se terminará en el horno.

  • Cortamos la berenjena a rodajas y las freímos en aceite o las hacemos a la plancha.

  • Pelamos los tomates y los cortamos a rodajas de 1 centímetro.

  • Picamos la cebolla y la rehogamos hasta que esté blanda.

  • Montamos la fuente que irá al horno: en el fondo ponemos las rodajas de patatas, encima la cebolla y sazonamos con sal y orégano. Después colocamos las rodajas de tomate crudo y volvemos a sazonar con sal y orégano. Seguidamente, ponemos las lonchas de berenjenas y volvemos a sazonar, esta vez solo con sal.







  • Hacemos una bechamel ligera: ponemos una cucharadita de margarina en un cazo, cuando esté derretida, añadimos una cucharada de harina integral. Ponemos sal y nuez moscada al gusto. Agregamos el vaso de leche, usé de avena que era la que tenía en ese momento, pero podéis usar de soja y removemos continuamente con el batidor de varillas para que no se formen grumos. Seguimos removiendo hasta que se vaya espesando y comience a hervir.

  • En este punto, retiramos del fuego y le añadimos a la bechamel un buen puñadito de perejil fresco picado.
  • Cubrimos las verduras y llevamos al horno a 200 º C, calor arriba y abajo durante unos 15 minutos y listo.

Con una ensalada de primero os quedará un menú delicioso. Buen provecho!!

Pasta con brócoli y pistachos.-



Este es un plato de los más sencillos y de aquellos que os sacan de u apuro con lo que tengáis en la despensa...

Solo tenéis que abrir el frigorífico y ver qué verduras hay, en mi caso un brócoli, que me encanta, y del cual, según leí hace poco habría que comer unas cinco raciones a la semana, pues es uno de los principales alimentos anticáncer. 

Después me fui a la despensa y tenía un botecito de pistachos y se me ocurrió que en vez de ponerle nueces, además, que en ese momento no tenía... pues le podría poner unos pistachos picaditos, y listo...

Absolutamente delicioso y se hace en un pis- pás... qué más se puede pedir, a parte de que quedó muy rico.


Ingredientes:

- 200 gr. de pasta del tipo que más os guste (yo usé tornillos de colores).
- 1 brócoli en ramitos.
- 1 cebolla de Figueras.
- 1 puñadito de pistachos picados.
- Sal y aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

  • Hervimos la pasta durante 8 minutos, a mi me gusta que quede al dente.

  • Mientras ponemos el brócoli a cocer al vapor, picamos la cebolla muy pequeñita y los pistachos en la picadora.

  • Rehogamos la cebollita y cuando esté añadimos el brócoli, la pasta y los pistachos.
  • Damos una vueltas para que todo se integre y listo para comer... 

Un plato fácil, rápido y muy económico. De esos que apetece a cualquier hora.


Pan integral con harinas de centeno y espelta.-

domingo, 17 de noviembre de 2013

¡Qué rico desayuno!

Este pan es sanísimo y 100 % ecológico, pues todos los ingredientes con los que está elaborado son de procedencia ecológica. La receta la saqué del programa 100% Vegetal de Ana Moreno, y la verdad que estoy encantada, pues es fácil, limpio (pues no te manchas las manos) y muy, muy sano. Como "plus" le añadí unas avellanas, como ella sugiere, para hacerlo aún más completo. Con él podréis hacer ricas tostadas para el desayuno o ricos sándwiches para la merienda o el almuerzo de un día de campo, por ejemplo.




La masa es muy sencilla de hacer y aunque no hayáis hecho nunca pan, si probáis con esta receta os aseguro que os saldrá delicioso. Así, que valor y manos a la masa... ¡¡ah no, perdón, que no nos mancharemos las manos, jajaja...!!




Ingredientes:

- 250 gr. de harina integral de espelta ecológica.
- 250 gr. de harina integral de centeno ecológica.
- Entre 375 y 400 ml. de agua tibia a 40º C.
- 1 cucharadita rasa de sal.
- Un puñado de semillas de calabaza para adornar el pan antes de meterlo al horno.
- Opcional 60 gr. de avellanas (o nueces, almendras, pipas de girasol.... etc.).
- Si lo queréis hacer dulce, echad solo una pizca de sal y 1 cucharada sopera de azúcar moreno integral de caña y entonces podréis añadirle, orejones picados, arándanos o pasas, etc.

Preparación:
  • Mezclamos las harinas, la sal, la levadura y las avellanas si las usáis.
  • Añadimos 375 ml. de agua tibia y mezclamos bien con una cuchara de madera. Si vemos que está seco, le vamos añadiendo poco a poco más agua hasta que la masa esté totalmente integrada. 
  • En ningún momento hay que meter las manos en la masa, siempre mezclamos con la cuchara de palo.

  • Dejar leudar en un lugar cálido durante  2 horas, como mínimo. Lo que hice fue calentar el horno a 50ºC, durante 15 minutos. Lo apagué y metí el bol con la masa tapada con un paño limpio.
  • O si hacéis la masa por la noche, a la mañana siguiente os levantáis y lo metéis al horno y vuestra familia tendrá pan recién horneado para desayunar. Pero, ojo, dejad, que enfríe, pues caliente es malo para el estómago, pues puede fermentar al llevar levadura.

  • Una vez leudado, ya tendremos el horno caliente y lo colocamos en un molde con papel vegetal y un poco de aceite vegetal untado por los laterales.
  • Sacad la masa con cuidado del bol donde estaba leudando, ayudándoos con la cuchara de madera y aplanamos dentro del molde, para que no se peque a la cuchara de palo, es mejor mojarla con agua, varias veces si es preciso.

  • Le hacemos unos cortes diagonales a todo lo largo del pan y le ponemos las semillas de calabaza por encima, aplastándolas un poco con la cuchara mojada para que se peguen a la masa.
  • Meter al horno durante 1 hora: los primeros 20 minutos a 220ºC, y el resto del tiempo a 175ºC.

  • Sacar del horno, desmoldar ayudándonos con el papel vegetal y dejar enfriar sobre una rejilla.

Es un pan estupendo para los que queremos ir dejando el trigo por una temporada... o para los que nos gusta el pan con cualquier cosa....


Cómo congelar cremas y sopas...

sábado, 16 de noviembre de 2013

Crema de calabaza congelada.
¡Hola amigos!

Con esta entrada comienza una nueva "etiqueta" en el blog: Trucos en la cocina. Así que si tenéis alguno interesante y práctico me lo contéis para poder compartirlos entre todos en el blog, os parece?

Hoy os traigo un truco increíble que encontré por la Red hace unos días. ¿Sabéis como es súper práctico congelar cremas y sopas, para tenerlas listas en un momento, y así solucionar una cena o un primero improvisado...?

Llené las bolsas de congelación de la siguiente manera, echando 8 cazos de crema en cada bolsa, pues así salen después dos platos justos... además, no las llenéis hasta el borde, sino que es mejor que dejéis un espacio para que el líquido al congelarse tenga sitio suficiente para expandirse. También es bueno que les pongáis el nombre de la sopa o crema y la fecha de congelación. Pueden durar hasta 3 meses sin problemas.

Llenando las bolsas para congelar mi rica crema de calabaza.
Yo siempre lo metía en tapper de plástico o botes de vidrio  pero la mayoría de las veces acaban rompiéndose al dilatarse con la congelación... además, había que esperar a que el contenido se descongelara y al final, como que se cortaba el agua por una parte y la pasta de la verdura por otro... Pero desde que descubrí este sistema estoy encantada, así que os lo cuento, para que si os es práctico lo apliquéis en vuestro día a día.

Lista para ir al congelador, mejor ponerla en posición horizontal. Sin nada arriba.

Para que nuestra crema o sopa quede como recién hecha, el truco es sacarla del congelador, pasarla bajo el grifo de agua caliente (para que se suelte el hielo de la bolsa) y ponerla directamente en la olla, rompiendo en trozos la sopa o la crema. Nunca se debe descongelar, de este modo tendremos un resultado óptimo.



Este truco lo encontré en el blog Pienso... luego cocino. Espero que le sirva a mucha gente.



Os aseguro que llegar a casa y escoger de entre todas las sopas o cremas del congelador una y tener una cena en un par de minutos es impagable, vale la pena el esfuerzo.


Esta noche con una sola bolsa tendremos un rico plato de crema caliente para la cena, pues hace dos raciones...



Espero que hayáis disfrutado de esta entrada. Saludos.



Hamburguesas con salsa de tomate.-

Hamburguesas delicia.


Otra receta de mi amiga Sandra Patrone, que podréis ver en su programa Come Bien.  Las llama "delicia" porque, como ella dice, son una auténtica delicia... Riquísimas y fáciles de hacer... 

Adelante, pues. Además si la dejáis de un día para otro mucho mejor.



Masa para las hamburguesas.


Ingredientes:


- 150 gr. de harina de gluten.

- 100 gr. de copos de avena finos.
- 1 huevo.
- 1 cebolla de Figueras finamente picada.
- 3 cucharadas de nueces molidas.
- 200 ml. de agua.
- 500 ml. de tomate triturado.
- Orégano, sal, 1 cucharadita de azúcar integral de caña y aceite de oliva virgen extra.


Dorar antes de poner el tomate triturado.


Preparación:



  • Mezclamos en un bol el gluten, la avena, 1(2 cebolla picadita, las nueces, el orégano, la sal y cuando todos los secos estén bien integrados les agregamos el huevo batido y el agua.
  • Remover rápidamente, pues el gluten se endurece rápido. Debe quedar una masa manejable y blanda.
  • Formar las hamburguesas, no muy grandes, pues después cuando hiervan en la salsa crecerán el doble.
  • Ponemos en una sartén u olla amplia el aceite y la otra media cebolla picadita y sofreímos. doramos las hamburguesas y cuando ya estén doraditas les echamos el tomate triturado, sal, más orégano y una cucharadita de azúcar moreno para contrarrestar el ácido del tomate. Dejamos hervir removiendo de vez en cuando la olla con movimientos circulares sobre el fuego, sin meter ninguna espátula o cuchara. El fuego debe ser medio- bajo. Hay que hervirlas durante 30 minutos, esto es importante, porque el gluten se debe cocinar en la salsa.
Cocinar 30 minutos.

  • Si vemos que está muy espeso añadimos 1/2 taza de agua o más para que la salsa no sea tan densa.

Si lo vamos a comer al día siguiente, añadir un poquito más de agua antes de calentarlo. Acompañar con puré de patatas, o verduras a vapor como el brócoli, por ejemplo, o con arroz cocido o pasta... se presta para un sin fin de posibilidades. Es un plato que encantará a los niños, os lo aseguro.




Para mi gusto, lo único que hay que tener en cuenta es que no hagamos muy grandes las hamburguesas, sino más bien pequeñitas, así el gluten se hará bien y no quedarán duras.





Yogur de soja casero.-

Yogur de soja casero.


¡Hola amigos!

Hoy vengo con una receta al alcance de todos... y súper sencilla, además de económica. Hacía mucho que no preparaba yogur de soja casero... el invierno pasado lo hacía casi todas las semanas, pues por las noches, con unas frutitas picadas o por la mañana con cereales.. .me encanta.

Este yogur está increíble y la primera vez que lo hice no podía creer lo rico que estaba. Os animo a prepararlo si sois de los que consumís yogur habitualmente, pues es un alimento muy beneficioso para nuestro organismo.

Además, es muy sano y SIN AZÚCAR..., si al comerlo sentís que está un poco ácido lo podéis endulzar con sirope de ágave o panela, por ejemplo... aunque a mí me encanta el sabor natural que tiene.

Os pongo en la imagen los ingredientes, que son solo dos y los utensilios, para que veáis que posiblemente todos tengamos estas cosas en casa: 1 l. de leche de soja y un yogur natural sin aditivos de soja, ambos a temperatura ambiente.

Es verdad, que existen unas yogurteras , muy buenas, no eléctricas en dietéticas y herboristerías, pero aún no me decido a comprarla, pues con este método a mi me sale bien. Eso sí, aseguraos que los botes que uséis para hacer el yogur estén muy, muy limpios, si son recién sacados del lavavajillas, mucho mejor o si no... los laváis a fondo con agua caliente y los dejáis escurrir boca abajo sobre un paño limpio, las tapitas también. Otra recomendación es que cerréis las tapas a fondo y no mováis la neverita durante 12 horas, por eso es mejor hacerlos de un día para otro.



Ingredientes y utensilios.


Os recomiendo, porque es muy práctico, que os compréis un termómetro de cocina... pero elegid uno que sirva para líquidos, el que os muestro lo compré en Ikea. Es muy práctico a la hora de hacer yogur y tofu, por ejemplo, porque la leche necesita una temperatura determinada... pero una técnica de "urgencia" es la siguiente: meted el dedo en la leche y si aguantáis durante unos 10 segundos sin quemaros... pues más o menos la leche estará a la temperatura adecuada, pero yo prefiero usar el termómetro.


Preparación:



  • Calentamos la leche a una temperatura entre 50º y 55º C.
  • Ponemos el yogur de soja en un recipiente con pitorro, por ejemplo una jarra y lo mezclamos con 5 ó 6 cucharadas de leche caliente. Lo mezclamos bien.
  • Echar la mezcla en los botecitos, cerrarlos bien y colocarlos dentro de una nevera de poliespan.
"Yogurtera casera"

  • Colocar una toalla doblada encima, para mantener el calor por más tiempo y cerrar la cremallera.
Colocar una toalla.

  • Colocar en un lugar resguardado de la encimera y no mover durante 12 horas.
12 horas sin mover para que actúen los fermentos del yogur.

  • Sacar de la nevera y meterlos en el frigorífico.
Yogur de soja casero.

Increíble y sano... el único "inconveniente" es que hay que esperar de un día para otro para poder degustarlos... jajaja.

Plum-cake Tutti-Frutti

martes, 12 de noviembre de 2013



Ahora que con mi ciática estoy convaleciente... aprovecho para editar algunas recetas que tenía preparadas de hace tiempo, pero que no sacaba tiempo para publicar... Ya sabéis, editar fotos, escribir la entrada, etc. Desde la cama, todo se ve con otra perspectiva y el día se hace muy largo... así que hay que aprovechar.

Ingredientes húmedos.

Ingredientes:

- 250 gr. de harina integral
- ralladura de 1 limón
- 1 sobre de polvo de hornear
- 1/2 cucharada de canela en polvo
- 100 gr. de frutas secas (usé una mezcla de frutas tropicales que tenía en casa: mango, piña, plátano, pasas... pero podéis usar las que más os gusten)
- 2 huevos bio (yemas y claras separadas)
- 180 gr. de queso crema tipo filadelfia
- 150 gr. de azúcar moreno
- 1/2 taza de leche de soja
- margarina y harina para untar el molde


Claras a punto de nieve

Preparación:


  • En un molde tipo plum-cake untamos margarina y lo espolvoreamos bien con harina. Reservamos.
  • En un bol mezclar la harina, la ralladura de limón, la canela y el polvo de hornear.
  • Agregar las frutas secas y mezclar bien con las manos para que se integren y se despeguen entre ellas.
  • En otro bol mezclar las 2 yemas, el queso crema, el azúcar y la leche de soja. Batir muy bien. Agregar esta mezcla sobre los ingredientes secos, pero sin mezclar todavía. Esto es muy importante, pues si no nos saldrá dura la masa.
  • En otro bol montar las dos yemas a punto de nieve bien duro y entonces, echar sobre el primer bol donde tendremos al fondo los ingredientes secos, en el medio los líquidos y arriba las claras a punto de nieve.
  • En este punto, mezclar suavemente con movimientos envolventes, sin darle mucho "meneo", con amor envolviendo la masa. Solo lo necesario para que se integren todos los ingredientes.
Todos los ingredientes, envolver suavemente.

  • Volcar la mezcla con amor en el molde enharinado y acomodar la superficie con una espátula de silicona.
Llevar al horno.
  • Hornear en horno moderado, unos 170º o 180º C, durante 40 minutos.
  • Sacar del horno y dejar que enfríe, despegar los lados del molde y volcar sobre una fuente bonita de presentación. Explovorear con azúcar glas en el momento de servir.
Recién horneado.

Este plum-cake está más rico y jugoso conforme van pasando los días, dura perfectamente una semana y cada día estará más delicioso... no lo comáis el mismo día, dejadlo para los días siguientes; por ejemplo, si lo hacéis el jueves... el sábado está en su punto perfecto, pero ponedle el azúcar el mismo sábado antes de servir... con unas infusiones está de lujo.

Plum-cake nevado.
La receta base la saqué de la hermana Bernarda y ella dice que es muy típico en Suiza y Alemania, yo la adapté a mi forma de cocinar vegetariana (sin leche de vaca y sin azúcar blanca)... igual, quedó estupendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...