Panzanella.-

martes, 17 de junio de 2014



¡Hola amig@s!

Este es un plato tradicional de la Toscana. El pan toscano es firme, de textura densa y sin sal. Para hacer esta refrescante ensalada veraniega se recomienda buscar un pan rústico a la antigua usanza para obtener el mejor resultado posible. 

Yo, lógicamente, no contaba con este exquisito pan... pero la he realizado con una estupenda barra de pan provenzal que compré ayer y ha quedado deliciosa. En los libros de cocina italiana donde he consultado para buscar una de las versiones más fieles aconsejan que la calidad del aceite de oliva virgen extra también es clave para obtener unos resultados óptimos de esta antigua y campestre receta italiana.

La panzanella, en su versión más primitiva, apenas llevaba más que pan, aceite de oliva, cebolla y ajos. Aquí os enseño una versión algo más completa, que es ideal como entrante refrescante en los calurosos días de verano. 




Me imagino a los campesinos italianos de antaño bajo la sombra de un árbol, a mediodía, tras haber acabado su dura mañana de trabajo a pleno sol, descansando, bebiendo agua fresca y preparando ésta deliciosa y refrescante ensalada para saciar su hambre y reponer fuerzas... con agua fresca del pozo, cebollas del huerto, ajos, tomates y pan de la Toscana... todo un plato sencillo pero de primera, que en la actualidad se ha vuelto a poner de moda...

La panzanella, para que alcance su máxima plenitud de sabores lo mejor es dejarla un tiempo en frío antes de servirla, y agregar el aliño justo antes de degustarla.

Ingredientes:

- 4 o 6 rebanadas gruesas de pan del día anterior, debe ser un pan de corteza gruesa.
- 4 o 6 cucharadas de agua fría.
- 3 o 4 tomates de rama bien maduros troceados en medias lunas.
- cebolla roja, yo puse de Figueras cortada en juliana.
- 1 pepino pequeño pelado y sin pepitas a trozos.
- 1 o 2 cucharadas soperas de alcaparras.
- 10 o 12 hojas de albahaca fresca.
- Sal en escamas Maldon (a gusto), 1/3 de taza de aceite (90 ml.) y 2 cucharadas de vinagre de manzana.



Preparación:

  • Cotamos rodajas gruesas del pan y después, con las manos, lo partimos en trozos del tamaño de un bocado.
  • Ponemos el pan en un plato o cuenco y los rociamos con el agua. Revolvemos con las manos para que se remoje bien y se desmenuce un poco.
  • Escurrimos con la mano, si es necesario, par que suelte la humedad.
  • Cortamos los tomates, el pepino y la cebolla y las mezclamos con el pan y las hojas de albahaca.
  • Introducimos la ensalada, sin aliñar aún, en el frigorífico por una hora, para que se mezclen los sabores.
  • Antes de servir, sacamos de la nevera, aliñamos  y disfrutamos en familia...







Caponata... auténtica cocina mediterránea.-

lunes, 16 de junio de 2014

Caponata a la siciliana
Capanata a la siciliana, sin aceitunas (...para mí)

¡Hola a tod@s!

Este es un plato tradicional italiano, en concreto de la zona se Sicilia, que merece todo mi respeto, sobretodo tratándose de un plato 100 % vegetal.

Es un plato de lo más clásico y a la vez económico de la cocina italiana, de esos que provienen directamente de los fogones de las mammas y las nonnas... Todo un privilegio a nuestro alcance. 

Para prepararlo me inspiré en el excelente vídeo de Giallo Zafferano, de Sonia Peronaci, cocinera a cual es un placer verla cocinar.

La caponata es un plato ideal para el verano, pues se puede comer templado, frío o caliente, dependiendo el gusto de cada uno. Además, es muy práctico pues también lo podemos tener preparado de la víspera, así las verduras tendrán mucho más sabor, o prepararlo tempranito y a la hora del almuerzo estará a temperatura ambiente, lo que nos da mucho juego en la cocina, si lo vamos a servir acompañado de otros platos.

Ingredientes para la Caponata


Ingredientes:

- 1 berenjena grande.

- 1 cebolla grande.
- 4 o 5 tomates de pera.
- 2 ramas de apio.
- Un puñado de piñones (yo puse láminas de almendras, pues no tenía piñones)
- Un puñado de alcaparras y un puñado de aceitunas sin hueso (usé rellenas de pimientos del piquillo).
- Aceite de oliva virgen extra, sal y 2 o 3 cucharadas soperas de vinagre de manzana.
- Unas hojas de albahaca fresca.
- Opcional 1 cucharadita de azúcar moreno para contrarrestar la acidez del tomate.




Preparación:



  • En primer lugar, cortamos la berenjena a cubos grandes, la ponemos en un colador, rociamos con sal y la dejamos tapada y con un peso encima para que "sude" y pierda el amargor durante una hora, como mínimo.
Agregar sal a los cubos de berenjena

Poner un peso y dejar escurrir durante 1 hora.

  • Después escaldamos los tomates (los pasamos 30'' por agua fría y 30'' por agua caliente) para poder pelarlos mejor. Una vez escaldados y pelados los cortamos a cubos grandes y les retiramos las semillas (opcional).
  • Seguimos cortando el apio a trozos grandes y los sofreímos, solo, en una sartén con unas cucharada de aceite de oliva. Una vez dorado nuestro apio, lo escurrimos en un colador, para que pierda la grasa del aceite.
Sofreír el apio

Escurrir el exceso de aceite

  • A parte, sofreímos la cebolla también en cubos grandes. Una vez pochada la cebolla (cuando comienza a ponerse transparente) agregamos el tomate a la sartén, junto con un poco de sal, y pizca de azúcar moreno.
Sofreír la cebolla

Agregar el tomate y freír junto con la sal y una pizca de azúcar moreno

Agregar el apio

  • Cuando el tomate está pochado, también, agregamos los dados de apio (que previamente habremos frito). 
  • Mientras todas la verduras se cocinan juntas... en otra sartén freímos con un poco de aceite más la berenjena, que previamente habremos lavado (para quitar el exceso de sal) y también la habremos escurrido con un paño seco y limpio (para quitarle el exceso de agua).
Freír la berenjena

  • Finalmente, juntamos los dados de berenjena dorados con las verduras del sofrito y agregamos las aceitunas (opcional, yo las puse al final en los platos de presentación, pues a mi marido le gustan y a mi no), las alcaparras y los piñones o láminas de almendras en su defecto. Ah... no olvidemos ponerle unas cucharadas de vinagre de manzana para darle ese toquecito de agridulce... que está delicioso, además de las alcaparras.
  • Servimos adornado con unas hojas de albahaca bien fresca.
Mezclar todo y dejar unos minutos.

Nosotros lo comimos a temperatura ambiente, pues lo preparé por la mañana y estaba de lujo... fue un plato de 5 tenedores, preparado con amor y mucha ilusión.



Amigos, la combinación de colores, sabores, texturas y vistosidad del plato hace que comerlo se convierta en toda una experiencia: ADICTIVA!!!






Ensalada veraniega.-

miércoles, 11 de junio de 2014





¡Hola amigos!

La ensalada que os presento hoy es de lo más sencillo, pero a pesar de su sencillez y de sus ingredientes de proximidad (prácticamente todo vegetariano o vegano tiene estos ingredientes en sus despensa... y me consta que los que no lo sois, también) es un plato de proteínas sanas, de origen vegetal y completas (pues combina un cereal, en este caso los spaghetti con una legumbre, en este caso los garbanzos); así, que ¿quién da más...?

Esta ensalada bien fresca y jugosa, gustará a grandes y pequeños y os da mucho juego, pues podéis añadirles los ingredientes que más os gusten o los que tengáis en ese momento en casa... además, ahora que ya estamos pasando tremendos calores (por este Lado del Charco...) es lo que más apetece. 

Os animo, pues, a coger el delantal y cocinar conmigo...

Ingredientes:



- Una taza de garbanzos cocidos.
- 150 gr. de spaguetti de colores o integrales (yo los corté por la mitad antes de hervirlos).
- Un calabacín, una cebolla, un diente de ajo, una zanahoria, unos tomates secos hidratados y unas hojas de albahaca fresca.
- Para el aliño: sal, aceite de oliva y zumo de limón al gusto.

Preparación:

  • Cocer los spaghetti y los garbanzos, si éstos no son ya cocidos.
  • Cortar a trocitos pequeños el calabacín, la cebolla, la zanahoria y los tomates secos (previamente hidratados).
  • Cuando la pasta esté hervida, la pasamos bajo el agua fría del grifo y escurrimos.
  • Mezclamos las verduras, la albahaca picada junto con el ajo, los garbanzos, los spaghetti y el aliño.
  • Introducimos al menos 1/2 hora en el frigorífico y a disfrutar de esta refrescante y deliciosa ensalada.

Muffins integrales y veganos con dátiles.-

martes, 10 de junio de 2014

Muffins veganos e integrales de dátiles.




¡Hola amig@s!

Llevaba mucho tiempo buscando una receta de muffins veganos y me decidí a preparar esta, pues tenía todos los ingredientes en casa y se veía deliciosa... 

Todo un éxito, os lo aseguro y muy sencilla de hacer, para endulzarnos "lo justo" la vida y no tener remordimientos... 

Además, están preparados con dátiles, un fruto seco que como muy de vez en cuando por su alto contenido calórico, pero investigando un poco más sobre él me he enterado que tiene un sin fin de propiedades beneficiosas para nuestro organismo, así que un dátil de vez en cuando no hace daño...

Aprovecho para contaros un poco más sobre estas delicias de la naturaleza que bien merece la pena incluir en nuestros desayunos o meriendas para ponerle sabor a nuestras vidas.

Rincón de Salud 21



Los dátiles son el fruto de la palmera datilera, Phoenix dactylifera, y son originarios del norte de África y de Oriente Medio, aunque hoy día su cultivo está extendido por otras muchas zonas de nuestro planeta.
La temporada de recolección de los dátiles es de octubre a enero. En estas fechas podemos encontrar el dátil fresco, después lo encontraremos seco o semi seco.

Información nutricional de los dátiles secos (por 100 g.)

  • Energía: 275 kcal.
  • Grasa: 0,45 g.
  • Proteínas: 1,9 g.
  • Hidratos de carbono: 73,51 g.
  • Fibra: 7,5 g.
  • Potasio: 652 mg.
  • Fósforo: 40 mg.
  • Hierro: 1,15 mg.
  • Magnesio: 7 mg.
  • Calcio: 32 mg.
  • Cobre: 0,28 mg.
  • Cinc: 0,29 mg.
  • Selenio: 1,9 mcg.
  • Además los dátiles son ricos en vitaminas: A, B1, B2, B3, B5 y E.

Propiedades de los dátiles

  • Riqueza en azúcares e hidratos de carbono que los hacen ideales para ayudarnos a reponer fuerzas después de una actividad física. Es muy aconsejable que los consuman niños y deportistas.
  • Ayudan a mejorar la agilidad mental y la capacidad de concentración, por lo que su consumo por estudiantes es muy recomendable.
  • La ingesta de dátiles ayuda a combatir el estrés y calmar los nervios.
  • El triptófano que contienen estimula la formación de melatonina ayudando a conciliar el sueño.
  • Ayudan a controlar el colesterol, la presión arterial y a mantener el aparato digestivo en buenas condiciones.
  • Son ricos en fibra por lo que se recomiendan para tratar el estreñimiento.
  • Los dátiles son aconsejables para ayudar en el tratamiento de retención de líquidos y enfermedades como la gota o la artritis.
  • Es muy aconsejable consumir dátiles para ayudar a superar la anemia ferropénica.
  • Es un alimento muy recomendable para personas que sigan una dieta vegetariana.
  • Ayuda a mejorar en caso de bronquitis, catarros y otros problemas de las vías respiratorias.

Fuente, extraído en parte de En Buenas Manos



Recién hornedados... dejamos que enfríen y son una auténtica delicia.

Así, que después de haber aprendido tantas cosas interesantes sobre los dátiles vamos a preparar una receta con ellos...

Ingredientes:

- 1 taza de harina blanca
- 1/2 taza de harina integral
- 1 taza de copos de avena finos
- 2 cucharaditas de levadura seca
- 1 cucharada sopera colmada de semillas de lino
- 1/2 taza de azúcar integral de caña
- 1 taza de dátiles
- 1/2 taza de zumo de naranja recién exprimido
- 2 cucharadas de zumo de limón
- 1/2 taza de aceite de maíz o de girasol



La hora del té.

Preparación:
  • En un bol grande mezclamos bien todos los ingredientes secos: harinas, copos de avena, levadura y azúcar integral. 
  • Agregamos los dátiles picados y bien remojados (los escurrimos antes) para que se ablanden un poco.
  • Ponemos también la cucharada de lino que también habremos remojado por unas horas en 2 o 3 cuchadas de agua, este ingrediente se hará como una especie de gelatina que actuará de amalgamador sustituyendo al huevo.
  • Agregamos los dos zumos y el aceite y terminamos de mezclar bien hasta obtener una pasta homogénea.
  • Colocamos la masa en las cazuelitas de papel especial para magdalenas y muffins y las metemos en un molde de 12 cupcakes.
  • Llevar al horno, pre-calentado, a 180º C durante 20 o 35 minutos, vigilando y probando con un palillo hasta que salga limpio.

Ya tendremos nuestros deliciosos muffins y nuestra cocina se habré inundado de un olor absolutamente delicioso.







Conserva de tomate tamizado y tomates enteros...

lunes, 2 de junio de 2014



Tomate triturado en conserva

Tomates enteros al natural


¡Hola amigos!

Tenía ganas de hacer mi propio tomate envasado porque, la verdad, el de lata siempre está demasiado ácido o demasiado dulce y no me acaba de gustar el sabor, pues casi siempre lleva algún conservante y eso no me apetece... deseo alimentarme y alimentar a las personas que quiero cada vez más sano, natural y menos procesado...


Así que, aprovechando que los tomates están de temporada y muy baratos en las verdulerías... me hice con un buen cargamento y me puse a hacer conservas en esta tarde tan gris y desapacible...


La passata di pomodoro o tomates tamizados es muy fácil de hacer, solo tenemos que tener unos lindos y sanos tomates (si son ecológicos mucho mejor, aunque yo no los conseguí) y unos botes de vidrio en perfecto estado, sobretodo las tapas, que no estén abolladas ni oxidadas... es decir, que cierren bien.


Los tomates enteros en conserva también son un buen recurso para tenerlos siempre a mano en nuestra despensa, pues, quién no hace salsa de tomate al menos una vez a la semana... para pasta, para arroz, para verduras, para estofados... etc. para un sin fin de preparaciones es bueno tener en casa tomates enteros en conserva.. así que manos a la obra, coged vuestros mandiles y a "conservar".



Ingredientes simples, sanos y sabrosos.

Ingredientes:


Para la passata di pomoro


- 2 o 3 kilos de tomates, o más si tenéis tiempo y ganas...

- Hojas de albahaca fresca
- Aceite de oliva virgen extra


Tomates preparados para tamizarlos


Para los tomates en conserva


- 2 o 3 kilos de tomates, o más si tenéis tiempo y ganas...

- Aceite de oliva virgen extra


Tomates listos para pelar y conservar

Preparación:


Passata di pomodoro



  • Lavamos muy bien los tomates bajo el chorro de agua fresca, deben ser tersos, en su punto justo de maduración y sin ralladuras ni golpes.
  • Los cortamos a lo largo por la mitad y les quitamos el centro verde o pedúnculo.
Botes listos para albergar nuestra conserva de passata...
  • En una olla grande, pincelada con aceite de oliva, los vamos poniendo unos sobre otros y los dejamos ahí, a fuego lento, dándole vueltas por unos 20 o 30 minutos; hasta que veamos que están un poco más tiernos y las pieles se les comienzan a desprender.
30 minutos...
  • Los pasamos por la batidora hasta obtener un puré. Lo colamos con un colador grande y directamente, con un embudo, ponemos unas hojas de albahaca fresca en el fondo de cada bote y vamos llenándolos bien (sin tocarlos por dentro con las manos). Dejar unos dos centímetros sin llenar antes de llegar al borde.
Triturar
  • Para preparar los botes antes de llenarlos con nuestra conserva... 0 bien los hervimos, en una olla grande y cubiertos de agua durante unos 15 minutos; o bien, lavamos previamente los botes en el lavavajillas (que usa agua hirviendo) para desinfectarlos.
Tamizar con un colador fino
Tomates en conserva, enteros

  • Lavar bien los tomates, escaldarlos en agua hirviendo duratte 30 segundos. Previamente les habremos hecho una cruz en la base, para después quitarles bien la piel.
  • Una vez escaldados, los metemos en agua fría y los vamos pelando. Los introducimos en los botes esterilizados.
Cubrir con aceite hasta el borde y tapar

  • No llenar los botes hasta el borde... dejar unos dos centímetros libres, apretar los tomates con una cuchara para que queden bien pegados unos a otros y no se creen espacios... y cubrir con aceite de oliva virgen extra en crudo.
  • Este tipo de conservas, si están bien realizadas, pueden llegar a durar hasta un año o algo más...
Para ambas preparaciones

  • Una vez llenos nuestros envases con las conservas... los introducimos en una olla con agua caliente, en cuyo fondo habremos puesto un paño limpio de cocina, para evitar que se golpeen en el fondo y se rompan. Deben quedar totalmente cubiertos de agua. Dejamos hervir durante 3o minutos.
  • Enfriar los botes dentro del agua y sacarlos cuando estén tibios o fríos. Secarlos y etiquetarlos... y listo... es un poco entretenido, pero muy gratificante, os lo aseguro.
Passata di pomodoro








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...