Morcilla vegana.-

jueves, 26 de febrero de 2015



¡Buenas y lluviosas tardes... !

... al menos aquí en Barcelona, hace un tiempo malísimo, frío y desapacible; así que hoy, a pesar de ser jueves... no haremos crudivegano... además, llevo una semana muy "loca" de trabajo y compromisos, citas con el médico y demás... por lo que no tuve tiempo, todavía, de ir a hacer la compra a la verdulería, entonces, aprovecho para dejaros esta receta que lleva tiempo editada y aún no veía la luz...


Os propongo una morcilla sana, deliciosa y muy original, a mi entender... La vi por primera vez en La Dimensión Vegana, que ya sabéis que es un blog que sigo habitualmente, y me sorprendió, a la vez que me atrajo poderosamente para prepararla en casa, así que aquí está... morcilla sin sangre, sin carne, sin grasas... y lo más importante es el parecido y el sabor tan similar a la original. No es que eche de menos ese embutido... pero me pareció increíble cómo algo tan tradicional se puede adaptar, perfectamente a  una dieta sin carne. 


A todos mis "compis" del trabajo que les di a probar, comedores de carne empedernidos..., les encantó y me la piden, incluso: "Pili, cuando vas a traer de nuevo morcilla...", jajaja!!


Si os apetece seguir con la onda "embutera" aquí os dejo el enlace a la receta de chorizo vegano que os enseñé hace tiempo.


¿Os animáis a probarla conmigo?





Ingredientes:

- 1 bote de frijoles negros.
- 2 tazas de harina de gluten.
- 1/4 taza de agua.
- 2 cebollas.
- Ajo en polvo, pimienta negra y aceite de oliva virgen extra.
- 3 cucharadas soperas colmadas de arroz redondo, una vez cocido.
- Un puñadito de piñones (opcional).




Preparación:
  • Se puede hacer con frijoles remojados y hervidos en casa, pero es mucho más práctico hacerlo con frijoles enlatados. Por eso, abrimos la lata y los escurrimos y lavamos bien en un colador con agua bajo el grifo. Este paso no es obligatorio, pero yo siempre lo hago con todas las legumbres que viene en conserva porque no me gusta comerme el caldo que traen. No es bueno para nuestro cuerpo. Después los trituramos con 1/4 de taza de agua hasta obtener un puré. Echar la pasta en un bol y reservar.

  • Picamos la cebolla muy fina con la picadura eléctrica, a continuación la sofreímos en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva. No dejar que se queme solo que empiece a tomar color levemente y este blanda.

  • Hervimos el arroz redondo hasta que quede bien blanco y escurrimos, si es necesario , el exceso de agua.


  • Mezclamos todos los ingredientes en el bol donde teníamos la pasta de frijoles. Dejando para el final la harina de gluten. Hay que ir añadiéndola poco a poco, hasta conseguir una masa homogénea y no muy seca, ni muy húmeda.
  • Damos forma a la masa, dividiéndola en dos, de dos cilindros de unos 3 o 4 cm de diámetro por unos 20 o 30 cm de largo y envolvemos en papel especial para congelar, por favor, no usar papel film (film transparente) pues al alcanzar altas temperaturas es tóxico. Hacer 3 morcillitas de unos 10 cm cada y atar los extremos con hilo de bridar especial para cocinar.
  • Hervimos nuestras morcillas en agua con un poco de sal y dos hojas de laurel durante 40 minutos a fuego medio.



  • Una vez hervidas, las sacamos del agua y la tiramos. Entonces, desenvolvemos nuestras morcillas, que habrán aumentado de tamaño, y las dejamos enfriar un poco.
  • Una vez frías o tibias las podemos cortar a rodajas y pasar por la sartén con un poco de aceite de oliva para freírlas. Esto les añade jugosidad... vigilad que no se doren demasiado, para que no se quemen y queden demasiado secas. 






Para comer en bocadillos o con unos pinchos... es una tapa ligera, aromática y muy sabrosa... os lo aseguro.





Bocadillos de seitán con Salsa Taratur.-

miércoles, 25 de febrero de 2015




¡Hola amigos!

Para el próximo fin de semana, por ejemplo, si tenéis invitados y queréis agasajarlos con algo rico, nutritivo y muy original... os propongo estos bocatas que están de lujo y son muy saludables...

Esta receta la encontré por casualidad en un blog que se ha convertido en uno de mis favoritos. Me inspiré en ella para hacer mi propia versión... y éste es el resultado. Las cantidades que os doy son para unas 4 o 6 personas... Yo hice la mitad, pues somos solo 2. Los condimentos son al gusto... De cualquier modo, quedarán exquisitos. 

Además, si no queréis hacer bocadillos, el mismo relleno perfectamente, lo podéis poner dentro de un pan de pita o en unas tortillas de maíz o trigo en forma de roller... en fin, es cuestión echarle ganas e imaginación a las cenas de nuestro día a día.

Por otra parte, la. salsa que he usado es típica de la cocina árabe y acompaña a muchos platos tanto fríos como calientes, tales como el pollo o pescado, el shawarma y otras delicattesen de Medio Oriente. Desde que la descubrí, la uso mucho para mis sándwiches y bocadillos vegetarianos, pues es muy sana y tiene un sabor "atrayente". Además está riquísima. La textura y el color es muy parecida a la de mayonesa, aunque no así el sabor... que presenta un toque entre ácido (dependiendo de la cantidad de limón que le pongamos) y amargo (por el sésamo) pero que realza, sobremanera, todos vuestros platos. Sin duda, le doy a "me gusta" a este sencillo y sano aderezo!!

Ingredientes:


Ingredientes para el relleno


- 1 paquete de seitán, cortado en tiras (Utilicé la marca Natursoy de 250 gr).
- 1 pimiento rojo, cortado en cubitos.
- 1 cebolla mediana, en juliana.
- 1 paquete de setas Shiitake o cualquier otra que más os guste (unos 250 gr).
- 1 diente de ajo, prensado.
Condimentos:   1 cucharadita de pimentón dulce, 1/2 cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de cúrcuma, !/2 cucharadita de comino molido, 1 pimienta de Cayena pequeña (opcional).
- 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra (para marinar).
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (para cocinar).
- 6 panecillos tipo hot dog o cualquier otro tipo que os guste. Queda delicioso con pan pita integral.

Para la salsa taratur:


Ingredientes para la salsa Taratur


- ¼ de taza de pasta de tahini (pasta de sésamo).
- ¼ de cucharadita de sal.
- 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido.
- 6 cucharadas de agua.

Preparación:
  • Mezclamos, en un bol, el seitán, el pimiento rojo, la cebolla y las setas y agregamos el ajo, el pimentón dulce, la sal, la cúrcuma y la Cayena (si la usamos, yo no la puse). Por último, añadimos las 2 cucharadas de aceite de oliva. Cubrimos el bol con film transparente y colocamos en la nevera durante una hora como mínimo para marinar la carne vegetal.

  • Calentamos 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande. 
  • Añadimos el seitán y las verduras marinadas (incluyendo el líquido) y cocinamos a fuego medio-alto durante unos 20 minutos, revolviendo de vez en cuando. Hasta qué se dore.  
  • Mientras tanto, preparamos la salsa Taratur: combinamos la pasta de tahini, sal y jugo de limón en un tazón pequeño y mezclamos bien. Agregamos a cucharadas el agua hasta conseguir la textura cremosa.  
  • Rellenar los panecillos con el seitan y regar con la rica e inusual salsa para nuestros paladares. Será toda una explosión de sabor en vuestras bocas y os encantará, estoy segura de ello. 
  • Os animo a que probéis nuevos sabores de Oriente... a mí cada vez me fascinan más. Un saludo y hasta pronto.








Hoy La Olla.... cumple 2 años en "antena".-

martes, 24 de febrero de 2015

Guiso de arroz con espárragos para celebrar mi segundo cumpleaños!!

¡Feliz recién estrenado 2015!

Quiero comenzar este nuevo año, con una receta dictada al pie de la letra por mi madre, pues hemos venido a pasar fiestas con ellos y el resto de la familia...

Qué no, qué no estoy tarumba... así es como debía haber empezado este nuevo año 2015 La Olla... pero, por esas casualidades de la vida... escribí la entrada y perdí las fotos... hasta que hoy, poniendo orden a las distintas carpetas de fotos... voy y las encuentro... y no os podéis imaginar qué alegría me ha dado. 


Por eso, como hoy también estamos de celebración... 2 AÑOS YA JUNTITOS!! quiero regalaros esta recetita que viene de la mano de mi mami, la persona que me inspiró y me inculcó el amor por la cocina y la comida bien hecha.



Este plato es de mi madre, por mi madre, para mi madre... ella es la autora absoluta de esta delicia... así que va por ella.

Se trata de un plato sencillo, sabroso y sobretodo, económico. De esos que todas las madres tienen entre sus favoritos. Hacía mucho que tenía ganas de cocinar así los espárragos, pero nunca se daba la ocasión; así que hoy, que teníamos espárragos que sobraron del día 31 (de diciembre), y arroz en la despensa... Que mejor ocasión para disfrutarlo en familia. 






Ingredientes:
- 2 manojos  de espárragos.
- 400 gr de arroz redondo.
- 5 tazas grandes de agua.
- 1 cucharadita de comino y 1 de pimentón dulce de la Vera.
- 1 cebolla y 2 dientes de ajo finamente picados.
- Sal, aceite de oliva virgen extra y 1 hoja de laurel.




Preparación:
  • En primer lugar, lavamos los espárragos con agua fría bajo el grifo y le quitamos el tronco mas duro, después, estos tallos duros, los ponemos a hervir con el agua. Cuando arranque el hervor, apagamos el fuego y dejamos los tallos de los espárragos infusionar dentro del agua. 
  • Mientras, cortamos el ajo y la cebolla, además de cortar los espárragos en trozos más o menos de dos centímetros. 
  • Pochamos la cebolla y el ajo con aceite de oliva y cuando estén dorados agregamos las especias, el laurel y los trocitos de espárragos. Damos unas vueltas y añadimos el arroz. Rehogamos un par de minutos todo junto y colamos, dentro de la olla el caldo de haber hervido los tallos. 
  • Ponemos el fuego a media temperatura y dejamos cocer el arroz hasta que esté tierno, aproximadamente unos 20 minutos. No olvidemos agregar sal a gusto. 

Es una preparación, sana, ligera y que en mi familia nos encanta... Os animo a probarla...


Hoy La Olla... cumple 2 años en "antena"



¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS LOS QUE PASÁIS CADA DÍA POR ESTE ESPACIO QUE ESTÁ PENSADO E INSPIRADO POR Y PARA VOSOTROS!!

Bento "comida saludable en una caja"...

lunes, 23 de febrero de 2015



¡Hola a todos!

Si buscáis en Google la palabra "bento" os saldrá infinita información tanto escrita como visual, en forma de preciosas y artísticas imágenes.

Según la Wikipedia... El Bentō (en japonés, 弁当 o べんとう) es una ración de comida sencilla preparada para llevar, bastante común en la cocina japonesa. Tradicionalmente el Bentō suele contener arroz, pescado o carne y una guarnición o acompañamiento, por lo general a base de verdura. Está hecho a mano y suele ir en una bandeja o recipiente al uso, como cajas de madera. 

Existen auténticas preciosidades para "guardar" y llevar al colegio, a la Universidad, al trabajo... este tipo de comida... os enamoraréis de ellas... como me ha sucedido a mí... que no pude resistirme y he hecho un pedido por Internet (ya os lo mostraré). 
He decidido probar a preparar un bento, en mi caso vegetariano (o vegano) y nos ha gustado tanto que se va a convertir en nuestro almuerzo habitual, ya que cada día tengo que preparar comida para llevar al trabajo. Lo hice en un tupper de plástico (es un bento pobre, ya lo sé) pero es lo que tenía más a mano y lo que más se "parecía" por la forma a las preciosas y originales cajas o latas para bento.
Aunque lo más común es elaborar el Bentō en casa como comida para llevar, también pueden adquirirse (en Japón) preparados en tiendas de ultramarinos, tiendas de alimentación, tiendas Bentō, estaciones de tren, etc. En ocasiones la comida puede tener una elaboración más compleja tratando de representar objetos diversos. 
Por lo que he leído y visto por Internet, la "cultura bento" se ha convertido en todo un arte en el que podréis descubrir verdaderos "cuadros pintados con exquisita y apetecible comida"... Ohhh... sueño con el día en que pueda llegar a preparar un bento tan bonito como algunas de las imágenes que he visto...
Leí también que el bento es un recurso muy utilizado por las mamás japonesas para que sus hijos se coman el almuerzo, pues son tan atractivos que el alimento se convierte en todo un juego de niños.



Por otra parte, preparándonos un plato- bento, podemos llegar a controlar exactamente lo que comemos e incluir todos los nutrientes necesarios para una dieta sana y equilibrada. Además, si sois de los que, como yo, tenéis que comer fuera todos los días a causa del trabajo, sabréis que lo que estáis comiendo está bien cocinado y sin grasas saturadas o ingredientes de dudosa procedencia; añadiendo, si cabe, que ahorraréis dinero. 
El bento se puede comer caliente (en microondas) o a temperatura ambiente, que es lo más habitual, así que cuando llegue la primavera... todos saldremos a disfrutar del sol y un pequeño paseíto por algún parque que tengamos cerca del trabajo... no os atrae la idea... pues a preparar un bento!!

Ingredientes y preparación:
  • Mi bento de hoy estaba formada por ramitos de coliflor y brócoli al vapor, y unos tomates cherrys. todo aliñado con aceite, sal y limón.
  • Arroz integral hervido y con unas semillitas de sésamo negro por encima.
  • Y, para la parte protéica... unos dados de tofu macerados (sal, aceite, limón, salsa de soja y perejil fresco picado) y dorados en una sartén.
  • Para separar cada alimento usé unas rodajas de pan de molde de 8 cereales integral y con semillas.

Realmente, estaba delicioso, a pesar de ser un bento básico.


Ensalada de hinojo y naranja.-

jueves, 19 de febrero de 2015



¡Hola amigos!

Una ensalada súper fresca y aromática para aprovechar el hinojo y la naranja que en esta época están de temporada.

El hinojo no es muy común en nuestras mesas pero se hace imprescindible en una dieta crudivegana como la que estamos siguiendo todos los jueves y viernes... así que hoy os muestro esta delicia que no os costará nada preparar como un primero o un entrante bien apetecible... qué os aproveche!





Ingredientes:

- 2 hinojos frescos.
- 2 naranjas biológicas.
- 4 o 5 nueces picadas.
- Sal marina y aceite de oliva virgen extra (1ª prensada en frío).




Preparación:
  • Cortamos el hinojo a tiras finitas y los sumergimos en agua con 1 cucharadita de bicarbonato. Previamente habremos cortado las hojitas del hinojo para que después nos sirvan de aliño.
  • Pelar las naranjas procurando quitar el máximo de piel blanca y las cortamos en cuadraditos de un bocado.
  • Pelamos las nueces y als picamos junto con las hojas del hinojo.
  • Ahora montamos nuestra ensalada en un bonito bol. Hinojo escurrido, naranja, nueces y hojas... y un toquecito de sal con aceite de oliva al gusto.

 Es una ensalada muy perfumada...

Chili con "carne" vegano.-

martes, 17 de febrero de 2015





¡Hola a tod@s!

Antes de preparar nuestro plato, quiero explicar un poco qué es el chili y la historia de esta popular preparación, pues a todos nos suena, de alguna manera, lo de chili... ya sea por lo de "chili picante" o "chili con carne" que venden enlatado ya, en casi cualquier supermercado.

Obviamente, el chili que hoy os muestro es mi propia versión vegetariana y por lo que he investigado, un chili... lleva lo que tu quieras ponerle... lo único que no puede faltar son los frijoles (en España alubias rojas, blancas, canela, negras...), la cebolla y el tomate, y cómo no... 1 o 2 pimientas de Cayena, para darle su toque inconfundible.

La información que os anoto a continuación, la tomé en parte de esta página.

La palabra chili proviene de la lengua prehispánica náhuatl y es una receta tradicionalmente estadounidense, de Texas para ser más exactos, que por equivocación se le incluye en la gastronomía mexicana.

Se cree que el chili es una comida originada por la influencia gastronómica mexicana en los Estados Unidos. Pero ciertamente, el chili de la forma en que se le conoce en los Estados Unidos, no se encuentra en México, y si así sucede en algunas partes es por el tránsito de turistas.

Este plato, tradicionalmente hecho con carne, se trata de una sopa espesa a base de tomates y puede llegar a ser bastante picante. El único apaciguador del paladar en este caso, es el infaltable y con notas dulces pan de maíz, tradicional también de las mesas americanas. Además, si nos apetece también pondremos  guacamole que al llevar aguacate, por su frescura y cremosidad, "calma" el picante de la pimienta de cayena.

En esta ocasión como no tenía tiempo de hacer el pan de maíz... hice una especie de sucedáneo... con polenta.


Ingredientes:

- 2 tazas de frijoles rojos (alubias rojas) cocidas.
- 1/2 taza de filetes de soja hidratados y cortados a trocitos pequeños.
- 1 taza de caldo de haber hervido los frijoles rojos.
- 1 cebolla blanca y 1 cebolla morada finamente picadas. Usé la picadora.
- 2 o 3 tomates pelados y cortados en trozos.
- 1 zanahoria a redondelas.
- 1/2 pimiento rojo picado.
- 2 o 3 dientes de ajo picados o prensados.
- Condimentos: 1 o 2 pimientas de Cayena, 2 cucharadas de condimento vegetariano con sabor a "pollo" o 1 pastilla de caldo vegetal, 1 cucharada de sal, 1 cucharada de orégano seco, 1 cucharadita de comino molido. Aceite de oliva virgen extra.
- Opcional: queso rallado para espolvorear al servir o crema de soja (1 cucharada). También unas hojas de cilantro. Yo lo quise hacer totalmente vegano, por lo tanto no le puse queso.




Preparación:
  • La noche antes echamos a remojo las alubias rojas. Al día siguiente las escurrimos, las enjuagamos y las ponemos a cocer en la olla exprés con agua fría, 1 cucharada de sal y 1 hoja de laurel. 
  • Mientras se ablandan los frijoles hacemos un refrito con la cebolla, las zanahorias, las especias y la carne vegetal. Una vez blandas las cebollas agregamos los tomates pelados, sin pepitas y a trozos.
  • Cuando estén blandos los frijoles, tardarán unos 20 o 25 minutos en la olla rápida y 1 y 1/2 h. en la olla normal. Los escurrimos del exceso de líquido (reservamos una taza) y los agregamos a la olla junto a 1 taza del agua de cocción, con el refrito de verduras, condimentos y carne de soja. Dejamos hervir todo junto al menos 20 minutos más.
  • Ahora ya tenemos listo nuestro chili... os aconsejo prepararlo de un día para otro, pues los sabores se afianzan más y el guiso se espesa. Vigilad que no quede muy líquido.

Para el "pan de polenta":
  • Ingredientes: 300 gr. de polenta instantánea biológica, 1.200 ml. de agua (4 veces el volumen de la polenta), 1 cucharadita de sal y 1 cubo de caldo vegetal. 
  • Preparación: Calentar el agua con el caldo y la sal. Cuando esté a punto de hervir ir agregando en forma de lluvia y poco a poco la polenta sin dejar de remover con unas varillas. Seguir removiendo a fuego lento, hasta que se espese y comience a hervir. Cuidado que no os salpique la polenta al hervir, pues quema muchísimo. Una vez veamos que la polenta se empieza a despegar de las paredes de la olla, ya está lista. 
  • Entonces, la vertemos en un molde previamente mojado con agua fría, este paso es muy importante para después poder desmoldarlo. Dejar enfriar muy bien y desmoldar... cortar rebanadas de polenta para acompañar nuestro chili.
  • Se pueden pasar por una planta o sartén para dorarlas un poco antes de comer.

Os muestro mi nueva olla vegetariana... que me regaló mi "bebé" por los enamorados... es preciosa!


Para servir... os sugiero unos nachos de maíz naturales, un buen guacamole (pues el aguacate suaviza mucho el picor del chili) y, si tenéis tiempo, ganas y queréis completar este delicioso menú sureño... animaos con el pan de maíz, toda una delicia. 

Lo que queda muy bien también es espolvorar nuestro tazón de chili con un poco de queso rallado o una cucharada sopera de nata de soja vegetal. Yo le puse simplemente un poco de cilantro picadito... No os imagináis el olor y el sabor que tiene este plato, os lo recomiendo pues es una auténtica pasada... 


Sopa "co' estrellas".-

lunes, 16 de febrero de 2015



Esta noche... 

Sencillísima sopa, sin complicaciones y en menos de 1/2 hora tenemos la cena en la mesa. A veces, cuando llegamos del trabajo agotadas física y mentalmente... lo más sano y saludable y lo que más nos apetece es comer un plato de sopa, sobretodo en invierno... así que abrimos el cajón de las verduras del frigorífico y vamos sacando lo que tengamos: lavar, pelar, cortar, condimentar, hervir y listo!!


Quiero dedicar esta sopita a mi sobrina María del Mar. Ella cuando era pequeña decía. "Abuela, a mi me guta la sopa co' estrella", por eso la he titulado así. 

María del Mar te envío un beso enorme a ti y a tu rubito... del que sabes que estoy enamorada.


Foto por Concha Cabello, blog De Buena Mesa


Ingredientes:

- 2 ramas de apio.
- Una chalota pequeña o 1 cebolla de Figueras.
- 1/4 de calabaza (se puede sustituir por zanahorias).
- 1 huevo bio cocido.
- 1 pastilla de caldo vegetal, 1 l de agua y estrellas de pasta con vegetales. 
- Sal y un chorrito de aceite de oliva.

Estos ingredientes me parecen totalmente orientativos pues en una sopa de verduras podemos poner lo que más nos guste.... o tengamos a mano...






Preparación:
  • Picar con la picadora eléctrica el apio, la chalota y la calabaza, así la sopa nos quedará como más consistente.
  • Sofreír con aceite de oliva el apio y la chalota hasta que empiecen a tomar color y se ablanden y después añadir la calabaza. También la podéis rallar si no tenéis picadora.
  • Agregar entonces el agua y cubo de caldo vegetal. Hervir de 8 a 10 minutos. Añadir sal al gusto.
  • Poner las estrellitas con vegetales. Hervir 3 minutos más y dejar reposar la sopa 10 minutos.

Servir con unas tostadas de pan integral... y huevo duro por encima si os apetece...


"Sopa co' estrellas"









Boloñesa de lentejas.-

miércoles, 11 de febrero de 2015



¡Hola amigos!

Esta salsa es de lo más sabrosa y saludable. Con ingredientes de todos los días e imaginación podemos crear delicias sanas y muy nutritivas que encantarán a toda la familia. La idea surgió hace un tiempo cuando aún ni tenía blog, ni siquiera era vegetariana... un día se me ocurrió mezclar salsa de tomate con lentejas y arroz y el resultado fue tan espectacular que tenia que mostrároslo. 

Esta salsa sirve perfectamente para rellenar una lasaña vegetal y vuestros hijos estarán comiendo lentejas sin darse cuenta, a la vez que estaréis tranquilas pues las proteínas de esta receta son de buena calidad.

Os animo a probarla cuando tengáis ocasión veréis qué rico...

Ingredientes:
  • 1 taza de lentejas hervidas.
  • 1 lata de 400 gr. de tomate triturado.
  • 1 cebolla,  2 dientes de ajo, 2 ramas de apio, 1 zanahoria.
  • Aceite de oliva, sal 2 hojas de laurel y orégano.
  • 1 copa de mosto sin alcohol o, si lo usáis, vino tinto, yo no bebo alcohol por eso usé mosto (opcional).
  • 250 de spaghetti con vegetales.
  • Queso rallado (opcional, para servir).


Preparación:
  • En primer lugar hervimos las lentejas en agua con una pizca de sal y pastilla de caldo vegetal hasta que estén tiernas.
  • Mientras tanto, lavamos y picamos el ajo, la cebolla, el apio y rallamos la zanahoria.
  • Ponemos todas las verduras a sofreír en una olla con aceite de oliva, hasta que estén tiernas. Agregamos el mosto o el vino, si lo usamos, y dejamos evaporar bien el alcohol.
  • Agregamos las hojas de laurel y el tomate triturado y 1/2 taza de agua y dejamos freír hasta que la salsa esté en su punto. Entonces rectificamos de sal. 
  • Escurrimos las lentejas que ya estarán tiernas y las echamos dentro de la salsa de tomate. Mezclamos y, a parte, hervimos agua con sal para hacer la pasta. Yo usé spaghetti con vegetales.


Servir la pasta con la salsa por encima, adornar con orégano y queso rallado si nos gusta (opcional).




Falafel al horno.-

martes, 10 de febrero de 2015




¡Hola a todos!

Aquí estoy con la versión 2.0 del falafel. ¿Por qué 2..0? Pues porque ésta versión me gusta aún más que la anterior y, por añadidura, es más sana, pues va hecha al horno, con lo cual nos ahorramos calorías derivadas de la fritura... en fin, que está más rica y sienta mejor a la digestión y huele de maravilla...


Ingredientes:

- 1 taza de garbanzos remojados y crudos.
- 1/2 taza de cilantro fresco picado y perejil, ambos mezclados. 
- Condimentos: ½ cucharadita de comino, ½ cucharadita de pimentón dulce, ½ cucharadita de cúrcuma, ½ cucharadita de ajo en polvo, 1 cucharadita de sal, 1 cucharada de ralladura de limón y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.




Preparación:

  • Precalentamos el horno a 200º C.
  • Rociamos un molde para mini-cupcakes con aceite en aerosol, o bien, pintamos cada hueco con aceite y una brocha de silicona.
  • Combinamos todos los ingredientes, excepto las dos cucharadas de aceite de oliva en el procesador de alimentos. Trituramos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.
  • Colocamos la mezcla en un bol, añadir el aceite de oliva y mezclamos bien, de nuevo. Dejamos reposar la masa durante 1 hora como mínimo.

  • Con las manos, formamos bolitas y las colocamos dentro de los mini-moldes para cupcakes. Que habremos engrasado previamente con un poco de aceite, para que no se peguen. 
  • Horneamos a 180º C o 200º C,  durante 15 minutos.

  • Lo más rico para servirlos es el pan de pita, salsa taratur y  una ligera ensalada de tomates y pepinos.
Para realizar esta versión me inspiré en la que podéis encontrar en uno de mis blogs favoritos del momento: May I have that recipe?, aunque como siempre intento dar mi toque y estilo personal a las recetas que me inspiran.



¡¡Un saludo y hasta la próxima!!


Paté de pipas de girasol.-

viernes, 6 de febrero de 2015



Este paté es muy sencillo y queda espectacular... os aseguro que sorprenderéis a vuestros invitados. Además es crudivegano... por lo que aprovechamos al máximo los nutrientes de las verduras y las propiedades de las semillas de girasol, que con frecuencia... al igual que otros muchos frutos secos, son los grandes olvidados de nuestra alimentación y quedan relegados a meros aperitivos o acompañamientos. 




Los frutos y semillas secas son grandes alimentos que deben ser consumidos moderamente y en su estado más natural, esto es, crudos y sin sal, ni frituras añadidas, para aprovechar al máximo todos sus nutrientes.

En el caso de las pipas o semillas de girasol nos aportan vitamina E, vitamina B9 o ácido fólico, hierro, potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio y ácidos grasos que nos ayudan a reducir el riesgo de sufrir problemas circulatorios, infartos y diferentes tipos de problemas cardiovasculares. Además, mejora la proporción entre el llamado colesterol “bueno” o HDL y el “malo” ó LDL y favorece la reducción del estrés.

Esta receta la tomé prestada del blog de Caro Pimiento, pues me pareció tan espectacular que tenía que probarla... y la verdad, no me defraudo. 





Ingredientes:

- 1 taza de pipas de girasol ecológicas.
- 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (1ª prensión en frío).
- 3 cucharadas de zumo de limón recién exprimido.
- 2 cucharadas de agua.
- Perejil fresco, cebollino y otras hierbas a vuestra elección unas ramitas de cada una.
- 1 cucharadita de sal y 1/2 diente de ajo.




Para los canapés de calabacín

- 1 calabacín de forma más o menos recta.
- 4 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de zumo de limón y 1 cucharada de tamari (salsa de soja). Esto es para macerarlos (al menos 1 hora).
- Tomates secos en aceite o aceitunas para decorar.

Preparación:



Hacer surcos con un tenedor a la piel del calabacín

  • Primero tenemos que "activar" las semillas de girasol, esto es, remojarlas durante 8 horas en agua fría. Después escurrimos y ya podemos hacer el paté.
  • Para hacer el paté trituramos todos los ingredientes con la batidora de mano hasta obtener una pasta homogénea y suave. 
  • Entonces rectificamos de sal, a gusto.
  • Después hacemos unos "canapés" de calabacín también crudos. Para ello con un tenedor marcamos surcos en la piel del calabacín (así quedarán más bonitos...). Después los cortamos a rodajas de 1/2 cm. de grosor y los maceramos por 1 hora, como mínimo, con aceite, limón y salsa de soja.
  • Una vez listo el paté y los canapés de calabacín montamos la presentación y colocamos un trocito de tomate seco hidratado en aceite o una rodajita de aceituna... o cualquier otra verdura que nos guste como alcaparras, pepinillos... etc.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...