Ensalada de judías verdes con fresas y queso fresco de cabra.-

jueves, 18 de mayo de 2017



Sé que `puede sonar muy convencional, pero en mi casa, cuando llegan los primeros fríos, con el otoño, se cena sopa... y al llegar los primeros calores, con la primavera... se cena ensalada. Así que me las voy ingeniando para variar cada día lo que pongo en el plato. Intentando que sea lo más rápido, sencillo, sabroso y nutritivo posible. Además de usar siempre productos frescos de temporada... y qué más de temporada que las fresas y las judías verdes, que aunque se encuentren todo el año en el mercado, su tiempo ideal de cosecha es éste, entre primavera y verano.

Un par de consejos, que leí hace poco son que  antes de comprar las judías verdes, nos fijemos en que estén tersas, brillantes, que las semillas se noten poco y que al romperse crujan, ya que es mala señal si se doblan fácilmente.




Con esta ensalada estoy contenta. A parte de vistosa y rica está llena de nutrientes y es muy ligera, por lo que es ideal para la noche... os recomiendo que la preparéis un buen rato antes de la cena, así las fresas se macerarán un poco con el aliño, a base de vinagre, y se potenciará aún más us sabor y aroma... (como me enseñó hace poco mi amiga Cuca) la cantidad de vinagre que he usado es muy pequeña, pues a mí no me gusta mucho el ácido de este ingrediente en particular, pero preferí usarlo, en vez del limón, pues le aporta un sabor exquisito y diferente al mezclarse con estos alimentos. 

¿A vosotros os gustan las judías verdes? ¿Soléis comerlas cocidas, crudas, en guisos, o en ensalada...? Espero que os animéis a preparar esta rica y sencilla ensalada y me contéis qué os ha parecido, me alegraría mucho.

Ingredientes:
- 200 gr de judías verdes planas
- 8 ó 10 fresas jugosas.
- 1/4 de queso fresco de cabra.
- Un puñado de pipas de girasol naturales.

Aliño:
- 1 cucharada de vinagre de manzana ecológico.
- 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
- Sal a gusto.

Preparación:
  • Lavamos y cortamos las judías verdes en juliana fina. Después las cocemos al vapor durante unos 7 u 8 minutos, deben quedar al dente, es decir, deben perder la dureza de estar crudas, pero al morderlas nos debe sonar crujiente.
  • Lavamos y cortamos las fresas por la mitad o en cuartos, desechando el tallo verde.
  • Cortamos el queso en triangulitos pequeños. 
  • Preparamos el aliño mezclando todos los ingredientes en un bol y removiendo con unas varillas.
  • Disponemos las judías en un recipiente grande y las mezclamos con las fresas y el aliño. Dejamos reposar la ensalada, tapada con film, en el frigorífico durante una media hora. Así se macerará la verdura y la fruta con el aliño y quedará mucho más sabrosa y apetecible nuestra ensalada.
  • Sacamos del frigorífico, disponemos en una fuente de presentación y colocamos por encima el queso y las pipas de girasol. Llevamos a la mesa y a disfrutar.


Disfrutar de las cenas en familia, a la luz de las velas y siempre con un buen plato saludable por delante... os aseguro que es uno de los mayores placeres que existen... al menos para mí.
Nos vemos la semana que viene... saludos!!








 photo firma_zps424f3bc9.png







26 comentarios:

  1. ¡Jamás se me habría ocurrido mezclar fresas con judías verdes, Pilar!
    Todos los ingredientes me encantan así que la preparare esta noche que hay de todo en la nevera.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegro haberte dado una idea para la cena... besos y gracias por venir!!!

      Eliminar
  2. Yo también he comenzado ya con las ensaladas veraniegas y mira que las retraso todo lo que puedo porque me resisto a dejar la cuchara, pero el tiempo así lo va imponiendo y hay que hacerle caso. Suelo utilizar mucho la fruta dentro de las ensaladas y guarniciones porque creo que dan ese punto de color y sabor que potencia los demás componentes. A la tuya le van de maravilla esas fresas, que tengo que probar con judías verdes, aportando el puntito ácido fresco que tan bien le va al verano. Preciosa.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Lola, siempre son bienvenidas. Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  3. ¡Hola preciosa!

    No sabes lo contenta que me he puesto al leer que has dejado macerar las fresas con el vinagre y que te ha gustado el resultado. Es increíble cómo con un pequeño gesto se potencia el sabor de algunos alimentos ¿verdad?

    Yo soy mucho de ensaladas y las preparo todo el año, pero es cierto que a mi marido en invierno le apetecen más sopas y cremas y en verano las ensaladas, el gazpacho y el salmorejo. No es que sea tópico, es que son platos más típicos de unas estaciones que de otras y como está bien ir variando para no caer en la rutina y el aburrimiento a cada meses sus platos y sin problema ¿verdad?

    Tu ensalada me gusta mucho, es colorida, equilibrada y muy sana. Tiro mucho de queso en mi casa, me gusta y creo que ponerlo en las ensaladas es un acierto para completar el valor nutricional de este plato.

    Las judías verdes yo las preparo sobre todo salteadas, en ensalada no las pongo nunca, pero me ha gustado tu idea y voy a probar. También las uso para hacer tortilla o en el cocido, pero fuera de ahí les saco poco partido.

    ¡Besos mil Pilar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca a mi me encantan las judías verdes y les saco mucho partido... usándolas en muchas preparaciones... sabes lo que nunca he hecho, por cierto, con ellas... una crema; sí, de esas que se comen con cuchara... a ver si me animo y la preparo este otoño. Besos y gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  4. Hola Pilar, pues tenemos una buena costumbre, en mi casa acostumbramos a hacer lo mismo que tú. Ya estamos en época de ensaladas, pues el calorcito está apretando y apetecen mucho. Así que esta ensalada es estupenda. De judías verdes la hago con frecuencia pero no la he combinado de esta forma, así que te la copio pues debe estar deliciosa. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa querida, qué gusto verte por aquí; sé que vosotros sois de muchas verduras y ensaladas y seguro que ésta la disfrutaréis mucho. Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  5. Hola Pilar!! A mi me encantan las judías de todas las maneras cocinadas.
    En plan ensalada con fresas están de vicio y así aliñaditas como tu lo haces me encanta!!
    Por cierto yo como tu el invierno sopa y ensaladas al bien tiempo.
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja!! La mayoría de las casas somos así... somo "animales" de costumbres, y tenemos algunas muy arraigadas. En invierno cuchara y en verano tenedor, a que sí? Besos y hasta pronto, Raquel.

      Eliminar
  6. Hola Pilar!! A mi me pasa lo mismo, llega el calor y me las ingenio para variar las ensaladas y la verdad que la tuya es muy interesante, es decir original y seguro que riquísima 👌 Esos fresones tienen que quedar genial,la verdad que nunca probé a echar fresas a las ensaladas pero creo que voy a hacerlo en breve 😉 Últimamente también me he acostumbrado a echar semillas a mis ensaladas, les dan un toque crujiente que me encanta! Tu ensalada es fantástica 👏👏 Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm.... lo de las semillas en las ensaladas y sobre las sopas me encanta!!! Dan un toque crujiente, como bien dices, que marcan la diferencia. Besos y gracias por venir, Marina.

      Eliminar
  7. ¡¡Y tan vistosa, Pilar!! Y le has puesto ese fondo de madera verde que potencia aún más los colores y resalta maravillosamente bien el color rojo de las fresas. ¡¡Vaya ensalada rica que has hecho!! Me encantan todos los ingredientes que lleva.
    Pues mira, a mi, como más me gustan las judías verdes son cocidas en agua con un poco de sal, escurridas y con un chorrito de aceite de oliva y nada más. También me gusta bastante en el hervido, junto a las acelgas, alcachofas, patata y cebolla, que es lo que le pongo yo al famoso hervido, me gusta con caldo y con unas gotas de limón y un chorrito de aceite de oliva. También me gustan en tortilla o revueltos y reconozco que en los guisos, aunque las pongo, las retiro, ya ves, sé que es lo mismo que en un hervido o cocidas, pero no me van nada en los guisos. Yo que sé, manías, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja!! Sí, son manías. A mi que me encantan las zanahorias, en ensalada y crudas... soy un poco reticente a comérmelas en las salsas y guisos, aunque desde que soy vegetariana, me obligo a camérmelas... jajajaja!! ves... todas tenemos manías!!! Gracias por tus palabras y por venir, un beso.

      Eliminar
  8. Hola Pilar ,me apunto sin tardar a esa ensalada tan completa y llena de sabor¡¡¡
    Besitos guapa¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Sabes que no puedo ser objetiva contigo, el amor que te tengo me ciega, y todo lo que haces me gusta, aunque sea una infusión o un matecito, jajaja...
    Las judías en casa sabes que no faltan ni en invierno ni en verano, por eso idear ensaladas como esta, que casi se hacen solas, y encima son super vistosas y apetecibles, es ideal para no cansarnos, cosa improbable porque nos encantan.
    Un millón de besitos, que te quiero una jartá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, yo también te quiero muchísimo!!!! Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  10. Hola Pili, primero te digo que estas fotos tan bonitas solo invitan a comer y ser felices!!,
    colores que contrastan tan bonito siempre y sabores deliciosos, esas fresas están tan grandes y lindas, nunca he intentado macerarlas con el vinagre y ya he visto muchas recetas en donde utilizan balsámico así que es una tarea pendiente. Tu ensalada es todo un acierto y con queso deliciosa, me encanta y aunque por acá se acerca de prisa el frío del sur, concuerdo con Cuca, en frío no se que pasa pero apetecen más cosas reconfortantes, peroooo esta delicia creo que me la haría siempre en invierno o en verano. En Colombia, las judías verdes (habichuelas) tienen un arroz que es muy común se llama arroz atollado, mi mamá lo hace y es una delicia consiste en cocinar el arroz como siempre lo hacemos y le adicionan zanahoria cortada en cuadritos, las judias verdes picadas en circulitos delgados y le adicionan guisantes tiene más o menos la misma proporción de las tres cosas, se adiciona junto con el arroz y se deja cocinar (en casa lo hacen solo con esos tres ingredientes) por lo que resulta vegetariano.
    Pues me llevo un plato de tu ensalada
    buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm... Natalia, ya tengo ganas de probar tu arroz y voy a investigar más sobre la receta para prepararla sin duda. Te mando un gran abrazo y un beso, nos vemos pronto.

      Eliminar
  11. A mi me pasa igual, pero en casa, sobre todo a mi hija, no hay quien le saque de la cuchara y de ensaladas la lechuga y zanahoria. Esta me parece muy original y puede que te la copie, pero claro para mi, es dificilisimo pensar en la comida diaria cuando no comen de nada. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola May, qué bien verte por aquí, a ver si tu hijo, cuando vaya creciendo... va queriendo probar más verduras cada día. Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  12. Pilar, vaya ensalada, es verdad que la verdura al dente queda divina, nada que ver con las blandas tipo puré. Me encantan las fresas y también las dejo macerar un rato para que todo tenga el aroma de esta fruta. Me ha gustado mucho. Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patty, te mando un besos y nos vemos pronto.

      Eliminar
  13. Me encantaaaaaaaaa tu ensalada , te ha quedado de relujo uummmmm , pena de no poder meter el tenedor.
    Con tu permiso tomo nota no has tardado nada nada en convencerme para hacerla .
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chus, te mando un beso y nos vemos pronto.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...