2 gazpachos para hidratarnos y aguantar el calor...-

lunes, 25 de julio de 2016




En pleno verano solo queremos estar a la sombra, descansar lo máximo posible, sobretodo a las horas de calor, e hidratarnos a través de nuestras bebidas y comidas; es por eso que el cuerpo nos pide cosas frías, sin demasiada elaboración y saludables.

Hoy os propongo dos gazpachos que seguro os encantarán... hace unos días que los hice y he decidido publicarlos ambos a la vez... pues, el verano, es su época natural...


GAZPACHO DE ZANAHORIAS
Ingredientes:
- 1 kg de zanahorias.
- 1/2 kg de tomates tipo pera bien maduros.
- 1 diente de ajo.
- Un trozo pequeño de pan del día anterior (como dos rebanadas de barra integral).
- 1 pimiento rojo.
- 1 pimiento verde.
- 1 pepino.
- 1 cucharada sopera de vinagre de manzana, 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y sal a gusto.
- 1/2 litro de agua fría.

Preparación:
  • En un bol amplio o una olla grande colocamos todos los ingredientes lavados y cortados en trozos pequeños. Las zanahorias las pelamos y las cortamos en trozos chicos, para que la batidora no trabaje tanto. El pan lo remojamos con 1/2 vaso de agua. 
  • A continuación, agregamos el resto  del agua y los condimentos: sal, vinagre y aceite. Batimos bien y pasamos por un colador grande o chino para que nos quede una sopa fina. 
  • Lo metemos al frigorífico durante unas horas para disfrutarlo al máximo, bien frío, y con mucho más sabor.
  • Servimos adornado con unas semillas de girasol, calabaza y sésamo negro, crudos.



GAZPACHO DE REMOLACHAS
Ingredientes:
- 1, 5 kg de tomates de rama maduros.
- 1 remolacha hermosa cruda.
- 1 pimiento verde.
- 1 diente de ajo pequeño.
- 1 trozo de pan pequeño (como dos rebanadas de una barra integral).
- 1 cucharada sopera de vinagre de manzana, 3 cucharadas soparas de aceite de oliva virgen extra y sal al gusto.
- 1/2 litro de agua fría.

Preparación:
  • En un bol amplio o una olla grande colocamos todos los ingredientes lavados y cortados en trozos pequeños. La remolacha la pelamos y la cortamos o rallamos en trozos chicos, para que la batidora no trabaje tanto. El pan lo remojamos con 1/2 vaso de agua. 
  • A continuación, agregamos el resto del agua y los condimentos: sal, vinagre y aceite. Batimos bien y pasamos por un colador grande o chino para que nos quede una sopa fina. 
  • Lo metemos al frigorífico durante unas horas para disfrutarlo al máximo, bien frío, y con mucho más sabor.
  • Servimos adornado con unas gotas de aceite de oliva.




Ahora llega el momento de tomarme un descanso blogueril... para retomar fuerzas, renovar ideas y dedicarme a mis otros quehaceres... Un beso grande para todos los que cada día pasáis por aquí e invertís un ratito de vuestro tiempo en comentar y preparar mis recetas.

Nos vemos en septiembre.


CERRADO POR VACACIONES




 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Sopa blanca con legumbres verdes.-

jueves, 21 de julio de 2016




¿Por qué no comer sopa fría en verano...? A parte de los gazpachos, salmorejos y cremas frías que se nos puedan ocurrir en verano... también podemos disfrutar de platos algo más sofisticados y diferentes, pero llenos de sabor, color y vitaminas...

Es por eso que cuando vi esta receta en la revista Slowly Veggie España, me enamoré enseguida de ella, aunque al final la hice totalmente a mi estilo y adaptándola a lo que tenía en la despensa... pienso que la idea la podemos tomar de un lugar y después nosotros adaptarla a nuestros gustos... ¿y vosotros qué opináis de comer sopa en verano?





Ingredientes:
Para el caldo vegetal casero
- 2 cebollas blancas.
- 2 ramas de apio con sus hojas.
- 4 zanahorias pequeñas.
- 1 diente de ajo.
- 1 puerro o 2 calabacitas de verano, las que usé eran de mi huerto.
- Perejil y hierbabuena frescos.
- 1/2 cucharada de sal.
- 2 litros de agua.
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

Preparación:
  • Lavamos y cortamos todas las verduras en trozos medianos y los ponemos a hervir con los dos litros de agua, las hierbas frescas (perejil, hierbabuena, tomillo, orégano... lo que tengamos a mano), el aceite y la sal. Hervimos de 35 a 40 minutos. Después colamos el caldo y ya lo tendremos listo para hacer nuestra sopa.
Ingredientes:
Para la sopa blanca con legumbres verdes
- 1 cebolla blanca.
- 1 taza de guisantes frescos o congelados.
- 1 taza de judías verdes redondas.
- 1 taza de habas tiernas (repeladas, esto es peladas dos veces), las tenía congeladas de la primavera pasada.
- 1 1/2 de caldo de verduras casero.
- 500 ml de leche de coco.
- 1 cucharada sopera de fécula de patata o de maíz (tipo maicena). 
- Sal y pimienta blanca.
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
- Unas hojitas de albahaca fresca para adornar.

Preparación:
  • Picamos muy finita la cebolla y la rehogamos en el aceite sin que tome color, solo hasta que esté transparente. La pasamos por la batidora con una taza del caldo que hemos hecho previamente y la tamizamos o colamos para que quede una especie de crema fina.
  • Agregamos esta crema a la olla y añadimos las legumbres verdes: guisantes, habas y judías. Cocemos con el resto del caldo y la leche de coco para hacer la sopa. Unos 10 minutos. 
  • Antes de retirar del fuego ponemos la sal y la pimienta a gusto. Agregamos la cucharada de fécula para dar un poco de consistencia al caldo, volvemos a hervir unos minutos y retiramos.
  • Dejamos entibiar la sopa o enfriarse totalmente en el frigorífico antes de comerla. 
  • Adornamos con unas hojitas de albahaca fresca.





 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Shopska salata o ensalada búlgara.-

lunes, 18 de julio de 2016




El sábado por la noche fuimos a cenar a casa de mi sobrina Beatriz y nos puso una cena de platos fríos, rápidos y fáciles para compartir entre todos los comensales. Todo un acierto y un éxito, pues con el calor que hacía era lo que más apetecía cenar.

El plato estrella fue esta rica, fresca y diferente ensalada que nunca antes había oído nombrar. Ella me contó que el año pasado cuando fueron de vacaciones por Bulgaria con todos los platos que pedían, para comer en los distintos restaurantes, siempre venían acompañados de esta simple pero deliciosa ensalada. 

A mí, como podréis imaginar, que me encanta prepara platos de otros lugares me encantó y no veía la hora de prepararla para incluirla en mi recetario de verano 2016. Así que aquí está...

La ensalada shopska es el acompañamiento más popular de Bulgaria. Aunque la receta proviene de la región de la capital, Sofía, esta ensalada se prepara en todo el país. La ensalada shopska es muy popular entre los visitantes extranjeros del país. Esto se debe a las hortalizas frescas y aromáticas con las que se hace y el famoso queso blanco con que se adorna y sazona (muy parecido al Feta).



Los colores de la shopska salata son el blanco, el verde y el rojo, que corresponden "casualmente" a los colores de la bandera de Bulgaria. A pesar de ser considerado un plato nacional, su origen es relativamente reciente. Surgió en los años 60’s del siglo pasado, como producto del socialismo búlgaro. Fue creada por Balkantourist (monopolio turístico del gobierno de Bulgaria) con fines de promoción turística junto con otras cinco o seis recetas con nombres relacionados con distintas regiones del país. Esto último lo supe por el blog de Jimena, que me encanta y visito de vez en cuando, ella también publicó esta ensalada hace pocos días.

Esta ensalada se sirve como aperitivo o como guarnición para cualquier tipo de platos. Os la recomiendo para cenar cualquier día de la semana... o todos los días, no os cansaréis de ella, seguro!!!



Ingredientes:
- 4 o 5 tomates de rama.
- 2 pimientos rojos asados.
- 1 cebolleta fresca.
- 1 pepino.
- 1 pimiento verde (opcional).
- Perejil fresco picadito.
- Queso feta rallado.
Vinagreta: Sal, aceite de oliva y vinagre de manzana.




Preparación:
  • Asamos los pimientos rojos como más nos guste en el horno o en una plancha al fuego. Dejamos reposar, los limpiamos y trocemos a cuadrados de un bocado.
  • Lavamos y cortamos el resto de los ingrediente también en trozos similares, menos el queso.
  • Mezclamos en un bol grande los vegetales con la vinagreta. O bien, los disponemos en una fuente por colores y mezclamos en el último momento, ya una vez hemos llevado la ensalada a la mesa.
  • Rallamos el queso feta por enciama y adornamos con perejil fresco, si se tiene. 




 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Horchata de chufa... casera.-

jueves, 14 de julio de 2016




Cuánto tiempo hacía que quería publicar esta receta... Sí, ya sé que existen miles en Internet, pero.... 

El motivo de que hoy esté publicando este rica y veraniega bebida vegetal es porque quería dedicársela a mi amiga Katy que vive en Estados Unidos. Su marido nos estuvo visitando durante una semana en el mes de mayo y ella le pidió que le llevara chufas, pues la horchata la conquistó cuando estuvimos en Valencia hace un par de años... así que le regalé dos kilos de chufas valencianas para que pueda hacer horchata en casa, allá a miles de kilómetros, cada vez que quiera durante este verano... Ella se puso muy contenta y a los dos días ya me estaba mandando fotos por Facebook de la rica y fresquita horchata que hizo. 

Qué buenos días pasamos en Sagunto aquel año que nos conocimos... después hemos ido hablando por Facebook y si el tiempo y la economía lo permiten, quizás, muy pronto podamos viajar a su casa para visitarlos... Guauuu... sería genial!! 

Os enviamos un beso y un abrazo enorme a los cuatro, Katy, os queremos mucho... hasta pronto!!

Ingredientes:
- 250 gr de chufas de Valencia.
- 1 litro de agua muy fría.
- Entre 60 y 70 gr de azúcar blanco.

NOTA: el azúcar que normalmente lleva este receta son unos 130 gr de azúcar por litro de horchata, pero yo prefiero reducir la ingesta, pues no me gusta mucho lo dulce... por eso le pongo la mitad. Si vosotros lo queréis más dulce solo tenéis que aumentar la cantidad de endulzante. 

Preparación:

  • Remojamos la chufa durante 24 horas en el frigorífico cambiándole el agua al menos 3 veces durante el proceso.
  • Escurrimos y enjuagamos bien la chufa. La ponemos en el vaso de la batidora o robot de cocina y la trituramos bien, primero con 1/2 litro de agua muy fría, y después una vez esté bien molida, agregamos el resto y terminamos de moler. 
  • Colamos esta pasta a través de una gasa limpia de algodón, para que no quede ningún residuo de la chufa. Una vez lista, éste residuo lo desechamos. 
  • Metemos la horchata en una botella limpia, y enfriamos bien los vasos donde la vamos a tomar. Yo los pongo una 1/2 hora en el congelador. Servimos la horchata, agitando la botella previamente, pues siempre hace poso en el fondo. No es aconsejable tenerla en el frigorífico más de 24 h. o 48 h.




 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Ensalada de emmental y manzana con nueces.-

lunes, 11 de julio de 2016






En el número 3 de la revista Slowly Veggie España, que viene cargado de recetas estupendas para el verano, encontré esa estupenda ensalada que os propongo hoy.

En cuanto le di la primera ojeada,  me enamoré de esta ensalada nada más verla... aunque después, a la hora de hacerla la adapté un poco a lo que tenía a mano en ese momento. De todas formas he de contaros que es una ensalada original y magnífica para sorprender a vuestra familia y amigos una de estas calurosas noches de estío.

Como veis os estoy trayendo desde que comenzó el calor recetas fáciles, rápidas y sin complicaciones, pues sé que, al igual que yo, no tenéis muchas ganas de meteros entre cazuelas, por eso he declarado la "guerra" a los fogones... jajaja!! En mi casa todo lo que se come es "crudo" o poco procesado... Espero que la disfrutéis y sigáis pasando unos bellos días junto a los vuestros.





Ingredientes:
- 2 lonchas de emmental por comensal.
- 1 manzana roja.
- 2 nueces peladas por comensal.
- 1 o 2 cebollitas tiernas de mi huerto (pueden ser cebollinos o cebolleta).
- Unas hojitas de rúcula.
- Vinagreta: 2 cucharadas soperas de vinagre de manzana,  2 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharadita de mostaza de Dijon, 1 cucharadita de miel y una pizca de sal.

Preparación:
  • Un un botecito de vídrio pequeño preparamos la vinagreta mezclando todos los ingredientes a la vez que agitamos el frasco bien cerrado.
  • Lavamos la manzana y le quitamos el corazón, la cortamos en lonchas finas con una mandolina.
  • Montamos la ensalada en platos individuales: lonchas de queso, lonchas de manzana, unas rodajitas de cebolla tierna y unas nueces desmenuzadas. Podemos decorar con unas hojitas de rúcula fresca para darle color... Aliñamos con la vinagreta y listo... 




 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...