MATE TIME con bizcochitos y chipá.-

jueves, 14 de septiembre de 2017




El mate... esa gran seña de identidad de los argentinos...

Hasta el 2005 solo había oído hablar del mate a través de mis clases de  Literatura Hisnoamericana, en la universidad, y con la lectura del Martín Fierro, un poema narrativo, escrito en verso por José Hernández en 1872.

Después, lo empecé a tomar cuando conocí a mi marido, que me llevó por los caminos del "vicio matero", jajaja!! Ahora, ya no puedo pasar ni un día sin tomar unos mates, ya sea a la mañana o a la tarde... Y las tardes de verano, en casa de mis padres, dan para mucho, es por eso que buscando, buscando, encontré esta receta del chef y periodista argentino, Pablo Martin, que no tardé en preparar para tomar unos mates a la tardecita, como dicen en Argentina...

Aunque no toméis mate, también podéis hacer estos bizcochitos salados que acompañados con té, café unos refrescos están buenísimos; así que os lo recomiendo.

En la foto de arriba también veis unos ricos chipá, que son unos panecillos hechos con almidón de mandioca o yuca y queso, típicos de Paraguay y el nordeste argentino que os voy a dar la receta, también, pero si queréis ver un vídeo de mis manos, mostrando cómo los preparamos, mi hermana Concha y yo, la podéis ver, en su blog DBM; fue en verano...  y en casa de mis padres, en una de esas otras tardes de verano en las que una se mete en la cocina para pasar el rato y salen cositas como éstas...



BIZCOCHITOS SALADOS, VEGANOS E INTEGRALES PARA EL MATE

Ingredientes:
- 300 gr de harina integral fina, de buena calidad. La harina, por supuesto, también puede ser blanca. El usarla integral, en mi caso, es solo porque así tiene más fibra.
- 2 cucharadas sopera de mix de semillas, ya sean pipas de girasol y calabaza, semillas de sésamo, de lino, de chía, de amapola, etc. Las que tengáis en casa.
- 100 ml de aceite vegetal, puede ser girasol, maíz, coco... etc. Yo no recomiendo el de oliva, al menos el virgen extra, pues es muy intenso y puede sentar, en este caso, mal a la digestión, pero si tenéis uno de tipo suave, quizás puede ir bien. 
- 150 ml de agua tibia.
- 1 cucharadita de sal.
- 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

Preparación:
  • En un bol mezclamos con un tenedor el agua, el aceite, la sal y la levadura química. 
  • Después vamos añadiendo la harina poco a poco hasta formar una masa suave, lisa y blanda, pero que no se pegue a las manos. Dejamos descansar nuestra masa, tapada con un trapo limpio unos 15 minutos.
  • Espolvoreamos la encimera con un poco de harina (ojo de no poner mucha, para que la masa no quede seca) y extendemos la masa con el rodillo en forma más o menos rectangular.
  • Pinchamos la masa con un tenedor y cortamos los bizcochitos del tamaño y forma deseados, lo más clásico es hacerlo en forma redonda u ovalada y los vamos colocando sobre la bandeja del horno con un papel vegetal. Algunos los podemos pintar por encima con leche vegetal u agua y espolvorearlos con azúcar moreno (ésto también es opcional).
  • Cuando estén todos los metemos al horno, precalentado a 180 º C durante 10 o 15 minutos, solo hasta que estén doraditos. No deben quemarse. 
  • Dejamos que se entibien y ya están listos para disfrutarlos con unos buenos mates.



Ahora viene la receta de los chipá... no os podréis quejar que hoy son dos por una...





CHIPÁ

Ingredientes:
- 400 gr de almidón de mandioca o yuca.
- 2 huevos.
- 3/4 taza de leche de soja.
- 100 gr de margarina vegetal.
- 100 gr de mozzarella rallada.
- 120 gr de mezcla de 4 quesos rallado.
- Pizca de sal.

Preparación:
  • En un bol, ponemos unos 300 gr de almidón de yuca, añadimos una pizca de sal, la mozarella y el queso rallado. También ponemos la margarina troceada. 
  • Mezclamos con la mano y estrujanis la masa, para deshacer la margarina. Quedará suelta y ligeramente granulada.
  • Añadimos la leche, yo uso siempre de soja, y los huevos.
  • Volvemos a mezclar, estrujando con la mano, hasta que todo quede completamente integrado.
  • Añadimos, entonces, el resto del almidón de yuca y seguir mezclando.
  • Volcamos la masa sobre la encimera y amasamos unos minutos, hasta que la masa sea uniforme, y se despegue casi completamente de las manos (quedará un poco pegajosa, pero es normal).
  • Tomamos pequeñas porciones de masa, y hacemos unas bolas del tamaño de una nuez.
  • Las disponemos sobre una bandeja de hornear, con papel vegetal.
  • Precalentamos el horno y horneamos unos 20 minutos a 175 ºC. Tened cuidado que no se os queme el queso, pues si no amargarán... solo deben verse hinchadas y doraditas. Lo mejor es servirlas templaditas, pues es como más ricas están.


Ahora ya no tenéis excusas... pues os doy dos opciones fáciles, rápidas de hacer y sobre todo buenísimas para disfrutarlas con la familia y amigos.




 photo firma_zps424f3bc9.png








24 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla Pilar! Esas tardes de cocina, confidencias y risas son momentos únicos para atesorar y yo agradezco mucho que tanto Concha como tú nos hagáis partícipes y nos abráis una ventanita a vuestros momentos especiales en familia.

    Nunca he probado el mate y tengo curiosidad, la verdad. Creo que voy a investigar un poquito a ver qué me encuentro. Las recetas que nos regalas hoy son sin lugar a dudas la mar de tentadoras

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cuca, por tus lindas palabras. Siempre que voy a Sevilla, mi hermana y yo aprovechamos para hacer recetitas juntas y así poder publicarlas después en el blog, contándoos alguna anécdota familiar... Nos vemos pronto, besos.

      Eliminar
  2. Qué buena pinta tiene todo! Yo no he probado el mate solo, pero el té energizante que tomo por las mañanas contiene mate, y me encanta. Las chipás me recordaron mucho al pandebono que nos compraba de vez en cuando mi madre en un puesto de comida colombiana del mercado cuando mi hermana y yo éramos pequeñas, tengo pendiente veganizarlo.
    PD. Estoy estudiando Filología Hispánica y precisamente este año (2º) (y este cuatrimestre) empiezo a estudiar Literatura Hispanoamericana (y digo "empiezo" porque se estudia hasta 4º). Cuando leamos algo del mate seguro que me acuerdo de este post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a mi blog, María, me hace mucha ilusión que hayas venido y me hayas dejado este lindo comentario... El pan de queso, hecho de distintas formas y con distintos ingredientes, es casi habitual en muchos países de Sudamérica... y ahora se está poniendo de moda aquí, por la influencia de la inmigración y el cruce de culturas...

      Me alegro muchísimo que estés estudiando filología Hispánica, yo lo hice hace años... cuando las licenciaturas eran de 5 años... qué buenos tiempos aquellos; me encanta tanto la literatura como la lengua en español, y disfruté muchísimo mientras hacía la carrera y ahora también disfruto leyendo los clásicos de aquí y de allá. Te deseo lo mejor y que aprendas mucho de las raíces de nuestra cultura. Besos!!!!

      Eliminar
  3. Yo si he tomado mate muchas veces tengo una compañera que tiene una tia en Argentina y como viene varias veces al año le trae kg de el aun el otro dia me ofrecio un kg pues aun tiene tres y viene de nuevo el ems que viene ,me falta la cachimba para prepararlo que si no me lo traia a casa .
    Uummmmmmmmmmm te salva que no puedo meter la mano que si no ya estaba dando cuenta de un mate con los bizcochitos y la chipa seguro que estaban de rexupete.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Chus, es que un argentino siempre lleva el mate al trabajo, a la escuela, al campo, a la playa... jajaja!! Te lo digo porque yo con mi marido ya estoy acostumbrada a prepararlo para llevar. Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  4. Pilar, me alegro que estés otra vez por estos lares, un post a mi medida, la casualidad ha hecho que mi siguiente post sea también de "masitas saladas" para matear. Increíble. Las hice este verano y dejé el post preparado para este mes que sé que iba a ser un descontrol por la llegada de un bebé a nuestra casa. Esta receta tuya no la conocía y debo probarlas. Hoy en el tren leyendo un libro italiano de la Simonetta Agnello en el que habla y mucho de sus vivencias familiares, me encantó una frase que le dice su madre cuando ella y su hermana eran muy jóvenes y ayudaban a la madre a cocinar en épocas de fiestas, en este caso la Pascua, les dice: "lavorando in cucina... " uno se concentra y no deja entrar malos pensamientos, tenlo en cuenta cuando seas tú el ama de casa (la padrona di casa tua). Pues eso, lo de cocinar y disfrutar nos limpia el ánimo. Muchos besos y te dejo que siempre me enrollo como las persianas.
    P.D. Preciosas las fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Patty, tu comentario me saltó en el de mi hermana... por eso te lo repito aquí.

      Qué bonita reflexión, Patty, adoro cocinar y también compatir momentos en la cocina con mi familia; en este caso mi hermana. Siempre que voy a Sevilla aprovechamos para hacer alguna receta juntas y después contároslo en el blog. Besos y enhorabuena por el bebé.

      Eliminar
  5. Sabes que no puedo ser objetiva, pues todo lo tuyo me parece perfecto, y más siendo partícipe en activo de este delicioso Mate time que tantas tardes hemos compartido en casa. Doy fe de lo bueno que está, y que sí solo está rico, en buena compañía como la vuestra, unos deliciosos chipás y estos bizcochito, lo único que deseas, es que se pare el tiempo ¡Gloria bendita!
    Besitos ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonita reflexión, Patty, adoro cocinar y también compatir momentos en la cocina con mi familia; en este caso mi hermana. Siempre que voy a Sevilla aprovechamos para hacer alguna receta juntas y después contároslo en el blog. Besos y enhorabuena por el bebé.

      Eliminar
  6. Yo no he probado nunca el mate, ni esos bizcochitos i esos chipas pero no me importaría probarlos en una buena merienda en un día como hoy.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, si algún día nos podemos juntar... haremos bizcochitos y chipá para todos!!! Besos linda.

      Eliminar
  7. Hola Pilar!!
    Que bueno verte de nuevo en la cocina, ese lugar que tanto nos gusta ^_^ alguna vez en el mate es toda una cultura, alguna vez lo probé, eso sí me queme la boca creo que lo toman súper caliente pero es delicioso, (claro está, la experiencia la tuve con gauchos del sur de Brasil) estas dos recetas que nos regalas hoy me parecen deliciosas, tanto las galletas como las chipas. Que fui a ver el video y el proceso y siendo primas hermanas del pão de queijo brasileño ya vi que se prepara diferente. El pan de queso se hace escaldando la masa. Pues me encantan las dos recetas y no sé cuál sea más rica, por lo que me llevo un par de ambos para mi desayuno. 🧀😍👌🏼
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nati, yo no soy de cultura matera... me viene porque, por las circunstancias de la vida, me casé con un argentino... jajaja!! Lo que sí te puedo decir es que e mate se toma en muchas zonas de Sudamérica, pero que en cada una de esas zonas lo hacen de forma distinta y usando hierbas diferentes... a ver si algún día me pongo a investigar más y aprendo de esta bebida energizante que me conquistó desde el primer sorbo... aunque te confieso que yo también me he quemado la boca algunas veces.... jajaja.

      Eliminar
  8. Ay Pilar! Esta receta ves, me sale la tercera en la lista... No lo entiendo la verdad! Bueno ya que lo sé no me pierdo más cosas ricas como estas! Tu también te has marcado un 2x1 esta semana jeje, eso está genial, más cosas ricas para nosotros! Nunca he probado el mate pero me gustaría probarlo y quién sabe lo mismo me lo tomo contigo algún día jeje! Las dos recetas son muy distintas pero se ven muy ricas también, el panecillo quizás me ha gustado un poco más, me ha atraído un poco más el ojo sí, he hecho zoom y todo 😁 Pues nada, te doy la bienvenida oficialmente!! Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya sé que he tenido un problema con mi lista de publicaciones... me parece que ya se ha arreglado; a ver´qué pasa.

      Uy, cuándo pruebas el mate por primera vez ocurren dos cosas: o lo amas o lo odias... jajaja!! Pero si está bien acompañado, con alguna de estas dos delicias, al principio, se hace más llevadero. Besos y nos seguimos viendo, no olvides que publico los jueves.

      Eliminar
  9. Hola guapísima !!!
    La primera vez que vi el mate fue hace unos 17 años, pero no me atreví nunca a probarlo la verdad, aquí lo venden en todos los super y como los paquetes son tan grandes, lo dejé pasar. Tiempo después, tuve una compañera de oficina que era argentina, y en uno de sus viajes a su tierra, me trajo un mate de calabaza (me refiero al recipiente) precioso, pero la bombilla me enamoró. Era de plata y preciosa, labrada, vamos un despiporre. Aunque si te digo la verdad, lo tengo de adorno, porque la yerba mate, se me sigue resistiendo jajaja
    Eso si te digo, los chipás, que son similares a al pan de queso brasileño, esos si que cuando los como pierdo el sentido y la compostura, qué buenos están ¿eh?
    Te quedó todo maravilloso Pilar, y es que con la familia, todo sale mejor.
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué compañera más generosa, debe quererte mucho, pues un mate y una bombilla de plata son bastante caros, incluso en Argentina. Es cierto que le recipiente para tomarlo, llamado mate, y el sorbete para sorberlo (llamado bombilla) son preciosos... yo tengo muchos por toda la casa; mi marido y yo nos dedicamos a coleccionarlos.... a ver si empiezo a sacar algunos en las fotos, ya verás.... Besos linda y hasta pronto.

      Eliminar
  10. ¡Hola Pilar!
    ¡Como me alegra que estés de vuelta con tus deliciosas recetas!
    No me han llegado estas actualizaciones al escritorio, no se porque, de ahí que no haya pasado antes.
    El panecillo se ve de lo más apetecible.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Isabel, me alegro mucho de verte por aquí... estos chipá te encantarían, estoy segura. Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  11. Hola! dan ganas de introducirse en el mundo del mate, desconocido para mi...así que tendré que ponerme alguna vez con ello, genial todo el post, gracias! muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debes hacerlo guiada por un argentino/a... ya verás que es hasta divertido tomarlo y sobre todo compartirlo. Besos linda y gracias por venir.

      Eliminar
  12. ¡¡Hola Pilar!! Qué bonito es poder compartir cocina con alguien querido y que ves de cuando en cuando, y más si salen cosas tan fantásticas como este. Imagino ese maravilloso mate time que habéis disfrutado, charlando de vuestras cosas, reviviendo otras...Las recetas son fantásticas, pero lo que desprenden también, unos bizcochitos y unos chipá, sin duda, para compartir y disfrutar en cada bocado. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estas receta a lo mejor no son son "la gran receta", pero están hechas con cariño y sobre todo, durante unos días maravillosos en familia. Besos y vuelve pronto que te echamos mucho de menos...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...