Pabellón criollo vegetariano

jueves, 19 de abril de 2018



Me enamoré de esta plato en cuanto me metí el primer bocado en la boca... y como sabéis que soy una entusiasta de llevar a mi terreno (vegano-vegetariano) las comidas que voy probando por ahí, no pude más que intentar reproducirlo, a mi manera, para traerlo a mi colección de "Sabores del Mundo".

Había oído hablar del "pabellón" venezolano, pero no tuve la ocasión de probarlo nunca, a pesar de que no son pocos los amigos venezolanos que tenemos... pero en fin, por una cosa u otra; no se dio la oportunidad. Hasta que uno de esos días que salimos tarde del trabajo, y tenemos mil y una cosas que hacer... nos topamos con un Cafecito muy entrañable, Donde mi tía... del que ya nos habían hablado, pero al que aún no habíamos ido. Así, que como justo encontramos un parking enfrente... nos paramos a almorzar tardíamente... (eran las 16:00 h de la tarde) y nos llevamos una auténtica sorpresa al comprobar, que la comida y el trato al cliente son absolutamente inmejorable.



Siempre que hago un plato extranjero me gusta informarme sobre el origen o las curiosidades que haya alrededor de esa comida; por eso, como muchos de vosotros acudí a nuestra amiga la Wikipedia que siempre nos ayuda a conocer un poco más lo que estamos comiendo o cocinando.

Resulta que el pabellón no es un plato cualquiera de la cocina venezolana, sino que es considerado el plato nacional, pues se cocina en todo el país y, como todas las recetas tradicionales, cada familia tiene sus ingredientes secretos, forma especial de prepararlo o de presentarlo. Así que aunque no soy venezolana, aquí os muestro la mía.

Me gustó el toque romántico de la leyenda que cuenta que se suele hacer referencia a que el plato representa a las tres grandes culturas venezolanas, la europea (por el blanco del arroz), la indígena (por el moreno de la carne) y la africana (por el negro de las caraotas o frijoles). Sin embargo está afirmación es meramente poética y romántica...  y se basa en el color de los productos. Pues el arroz es oriundo de Asia y la caraota  o frijol de Centroamérica.




Os lo recomiendo en gran manera... al menos una vez en vuestra vida, pues es realmente nutritivo, equilibrado, saludable y delicioso. No diré que no es entretenido de hacer... pues lleva varias preparaciones por separado, pero para nada es difícil y, además, es muy económico y rentable.



Ingredientes:
Para los frijoles (o caraotas negras como le dicen en Venezuela)
- 250 gr de alubias o frijoles negros.
- 1 cebolla pequeña.
- 1 pimiento verde pequeño.
- 1 pimiento rojo pequeño.
- 2 o 3 dientes de ajo.
- 1 pastilla de caldo vegetal ecológico.
- 1 hoja de laurel.
- Comino, pimentón dulce, sal y aceite de oliva (todo al gusto).

Para el arroz blanco 
- 1 taza de arroz integral (en la receta original usan arroz largo normal).
- 3 tazas de agua.
- 1 cucharadita de sal.

Para el plátano dulce
- 2 plátanos machos muy, pero que muy maduros (me dijo la chica del café que la cáscara debe estar casi totalmente negra).
- Una cucharada de azúcar moreno integral de caña (en la receta original usan azúcar blanca).
- Una pizca de clavo molido, una pizca de canela molida y una pizca de sal.
- 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva.
- 2 vasos de agua.
- 3 cucharadas más de azúcar moreno extra... al gusto.

Nota: el plátano para esta receta normalmente es frito, pero yo lo probé por primera vez con plátano dulce y me gustó tanto que por eso he querido plasmarlo, en mi versión, de esta manera.

Para la "carne mechada"
He leído en otro sitios de Internet, que los vegetarianos suelen sustituir la carne mechada que lleva este plato típico, por berenjenas o, incluso, la cáscara del plátano macho, cortada en tiritas y sofrita... pero no me atreví a hacerlo así, más que nada por prudencia de no meter la pata... Así, que en este caso usé una "carne vegetal" ya preparada, es la que veis más arriba la foto (para simplificar la receta) hay, actualmente, muchas marcas de comida vegana y vegetariana envasada que ofrecen este tipo de productos. Normalmente con ingredientes de procedencia ecológica. No es algo que use habitualmente en mi cocina, pero hoy quise mostraros este producto que me pareció interesante.
- Un paquete de tiras de soja y trigo.
- Sal y aceite.

Acompañamientos
- Huevo frito (opcional).
- Aguacate (opcional).
- Queso fresco rallado (opcional, yo usé tipo Feta) por el contraste del dulce del plátano y el salado del queso.



Preparación:
De los frijoles negros o caraotas
  • Lavamos y cortamos las verduras en brunoise, trocitos muy pequeños. Los sofreímos unos minutos en un olla con aceite de oliva y echamos las alubias negras (que habremos remojado durante la noche anterior). 
  • Cubrimos de agua y dejamos hervir, junto con el laurel, las especias (comino y pimentón) y el cubo de caldo vegetal. Agregamos, además un poco de sal. Hervimos a fuego lento, durante al menos 30 o 40 minutos, o hasta que las alubias, frijoles o caraotas (llámalas como más te guste) estén tiernas.
Arroz integral
  • Verter en una olla una taza de arroz integral, y cubrir con tres tazas de agua caliente. Dejar hervir hasta que esté blando, tardará de 30 a 40 minutos. Agregar sal a gusto.
Plátano dulce
  • Cortamos dos plátanos machos que estén bien maduros en trozos o lonchas como más nos guste.
  • En una olla o sartén agregamos 2 cucharadas de aceite de oliva (o girasol), 2 cucharadas de azúcar moreno integral de caña y una pizca de sal. Revolvemos bien y agregamos los trozos de plátano. Doramos a fuego medio, con cuidado que no se nos queme, pero que quede dorado y frito por todas partes el plátano.
  • A continuación añadimos la pizca de clavo, la pizca de canela y los dos vasos de agua, junto con otras 2 o 3 cucharadas soperas más de azúcar moreno. Removemos bien y dejamos hervir tapada la olla o sartén, hasta que el plátano esté blando y el líquido se haya caramelizado.
Es muy agradable servir este plátano dulce con queso tipo Feta, por ejemplo, para el contraste dulce y salado.

"Carne mechada"
  • Sofreír en una sartén la carne vegetal de nuestra elección o la que hayamos preparado nosotros mismos hasta que esté dorada y caliente.
Acompañamientos
  • Si lo deseamos podemos agregar a la presentación del plato un huevo frito y unas lonchas de aguacate recién cortado y con unas gotitas de limón para que no se oxide.
Presentación
  • Acomodar con gracia las distintas preparaciones: caraotas o alubias negras, arroz blanco o integral, plátano frito o caramelizado y carne mechada;  y como dije antes... si lo deseas puedes añadir el huevo frito, el aguacate y un poco de queso fresco o queso tipo Feta.


Hoy quiero mandar un abrazo cariñoso y hermano, muy grande, a cualquier venezolano que pueda llegar a leer este receta; sabed que aunque sea mi versión vegetariana, la he preparado con todo mi amor. Besos y nos vemos la semana que viene.

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







26 comentarios:

  1. Hola Pilar! Una pinta espectacular tiene este plato venezolano y como todos los que haces, seguro que está muy bueno ^^ eso si, este lleva su tiempo y estar un ratito en la cocina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nurelian, sí, es cierto que lleva su tiempito prepararlo, pero para nada es difícil y el resultado es espectacular, te lo aseguro. Pruébalo en alguna ocasión, si te animas y ya me contarás. Gracias por venir.

      Eliminar
  2. El plato es muy vistoso y gustoso por la variedad de componentes y preparaciones que lleva, se ve tan apetecible que cierto es que dan ganas de meter el tenedor en cuanto lo ves. Una comida muy completa y rica, te felicito por el hallazgo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, siempre es un placer verte por aquí. Besos.

      Eliminar
  3. Seguro que más de un venezolano hoy se siente más que emocionado con tu versión vegetariana de un plato tan tradicional de su cocina. Yo lo conocía por mis amigas bloggers venezolanas que son varias y a las que seguro les encantará verlo, En estos momentos tan convulsos para ellos, cualquier guiño a su cultura es un gesto grandioso.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus bonitas palabras, preciosa, te quiero mucho. Besos.

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Pilar!! Es bonito saber los orígenes de los platos y más de pueblos hermanos como los venezolanos. No conocía este plato, pero sin duda, tu versión es fantástica. Ese plátano dulce me ha encantado (ya sabes, yo siempre tirando por mi golosonería, ja, ja). Segura que los venezolanos, están encantados con esta bella versión, porque hasta visualmente es bonita con ese color en el plato y que has llevado tan bien a la mesa. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel por tus halagos y tus bonitas palabras, siempre es un placer verte por mi cocina. Besos.

      Eliminar
  5. Pilar es un plato espectacular. Lo primero que hace es entrar por la vista por el contraste de colores, texturas, formas y por la bonita presentación que le das.

    Y a continuación, al leer los ingredientes... ¡mmmm! me parece sumamente delicioso. Creo que has hecho una adaptación vegetariana maravillosa y estoy segura de que aunque no lo hayas comido hasta hace poco tiempo a partir de ahora lo harás de vez en cuando en casa porque salta a la vista que merece la pena.

    Cuando veo el plátano frito no puedo dejar de acordarme de aquella vez que mi marido se empeñó en comer plátano frito y me hizo freirle unos plátanos de Canarias...¡menudo desastre! Yo sabía que aquello no era así pero insistió tanto que acabé haciéndolo. Acabaron empapuchados de aceite, con pinta poco comestible, pero estaba tan enfadada que se los comió todos ja ja ja

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... puedo imaginarme cómo quedarían, pero a veces los hombres nos hacen prepararle cosas que, por nada del mundo, me metería en la boca...

      Me pasó, casi al principio de mi matrimonio. Ya hace casi 14 años, que mi marido vio en la carnicería riñones (solo decirlo se me eriza la piel) pue aún comíamos carne... y me dijo: "mi madre me preparaba unos riñones a la naranja buenísimos..." y allá que se compró un kilo de riñones para que yo se los cocinara... Te aseguro que aquello olía a rayos y de aspecto, peor aún, pero no sé a lo que sabría pues él se los comino toditos sin rechistar... (jajajaja) Después, con el paso del tiempo, me dijo que habían quedado durísimos y que no eran como los que hacía su madre.

      En fin, eso pasa por "obligarnos" a preparar cosas que no nos gustan o que no conocemos...

      Besos linda y gracias por venir.

      Eliminar
  6. Hola Pilar! Es una agradable coincidencia que publiques esta receta de pabellón hoy 19 de abril, día patrio para nosotros los venezolanos, conmemorando el inicio del proceso independentista.
    Como comentas, este plato tiene muchas historias, lo cierto es que nació como una conjunción de sobrantes de comidas (ya ves que son preparaciones aparte para cada componente del plato) y dio como resultado este plato tan completo y querido por los venezolanos.
    Tu versión vegetariana me parece fenomenal, la presentación en ese plato es perfecta tal cual como la sirven en muchos hogares en Venezuela. Cuando el pabellón se acompaña con tajadas de plátanos fritas se le dice con baranda, hay quienes lo acompañan con un huevo o queso frito.
    También se hacen empanadas (con harina de maíz) rellenas con pabellón que es la gloria pura, jaja.
    Muchas gracias por compartir este plato y el cariño, especialmente en estos momentos tan difíciles y convulsos en nuestra historia como país.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angélica, bienvenida a mi cocina y gracias por lindas palabras!!

      Mmm... eso de las empanadas me llama mucho la atención, creo que voy a tener que investigar esa receta también, pues me encanta aprender cosas nuevas de otras culturas gastronómicas y países. Besos linda y sé bienvenida siempre que quieras.

      Eliminar
  7. ¡Pues me has descubierto un plato completamente desconocido para mi, Pilar!
    La combinación de ingredientes tiene que resultar fabulosa en boca.😋
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, para nosotros los españoles, este plato es un gran desconocido, por eso me enamoré al instante de probarlo y lo quise prepara en seguida. Besos linda.

      Eliminar
  8. Resulta muy triste pensar que hoy por hoy muchos venezolanos matarían por poder comer un plato así de completo. Un país tan rico verse en esta situación es terrible.
    De la receta me gusta todo excepto los frijoles, no puedo con ellos, y no he probado la carne vegana pero en conjunto es una receta completísima y apetecible. Obviamente preferiría carne de verdad, jajaja, pero todo tiene muy buena pinta!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Nuria, yo lo he preparado con todo mi cariño hacia el pueblo venezolano. Lo probé por primera vez en un restaurante venezolano y en seguida supe que tenía que prepararlo e incluirlo en el blog. Besos linda.

      Eliminar
  9. Hola Pilar! Me encanta cuando te tomas tanto tiempo en contarnos de dónde provienen tus recetas (tan ricas) y saber el significado "romántico" ha sido lo que más me ha gustado ♥ No te voy a mentir pero he probado el tofu y la soja y no me han gustado :( Soy partidaria de comer cada vez más sano y lo estoy llevando en práctica (y me encanta) pero hay productos que no han resultado de mi agrado pero bueno ya busco soluciones y me adapto jeje! Yo adoro todo lo que haces y estoy segura de que si un día me paso por tu casa a degustar algunos de tus platos me gustarían todos! Jeje! Solo hay que ver la pinta de este pabellon que esta para ponerle un piso jajaja!! Un besote muy fuerte y feliz finde guapísima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, gracias querida Marina, estás invitada a comer con nosotros cuando quieras. Besos.

      Eliminar
  10. A mi tambien me gusta informarme sobre el origen de los platos cuando los hago por primera vez e intento ser lo mas fiel posible a la receta , no conocia este plato pero no dudo lo mas minimo que tu version vegetariana no le envidia nada al origuinal.
    Seguro que estaba para ponerle un piso u dos las fotos no dejan de decirme comeme , te ha quedado de relujo es una pena no poder meter la mano y dar cuenta de un plato.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chus, siempre es un placer verte por aquí y se agradecen tus lindas palabras. Besos.

      Eliminar
  11. Hola guapísima !!!
    También soy de las que indago y me leo cada tocho que ni te cuento jajaja para enterarme del origen de los platos que preparo. De entrada te diré que enamora solo verlo. Y si, conozco el plato original porque la comunidad venezolana en Canarias está muy presente, fue numerosa la población que fue a buscar fortuna allá y ahora vuelven de segunda generación aquí, porque las cosas están difíciles ¿qué te cuento que no sepamos?
    Estoy segura que cualquier venezolano aplaudiría tu propuesta, aunque sea con esa vuelta de rosca tan maravillosa que tú le das a los platos para llevarlos a tu terreno. Por cierto, las areas con ese relleno deben estar para tocar las palmas.
    Muy rico !!!
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, uy, uy... las arepas con este relleno deben ser una experiencia de sabor, color, textura y aroma inigualables. Besos linda y gracias por tus halagos.

      Eliminar
  12. Pilar delicioso todito, en Mérida una vez este plato fue mi desayuno, y es una delicia total!!!, tu versión vegetariana me parece resultona y lo rica que se ve. El contraste de dulce salado, las caraotas que en toda América son pan de cada día, acá en Brasil es cosa de todos los días, "arroz com feijao", un plato tradicional de Venezuela que es uno de mis preferidos. No dudo que te haya enamorado, el contraste de todos los sabores es brutal,
    mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tenía una amiga brasileña que no podía comer sin arroz y frijoles, jajaja!! Me enseñó a preparar la feijoada con la farofa y todo (algún día me lanzaré a preparar mi propia versión vegana...) Me alegro que te haya gustado tanto mi versión. Nos vemos pronto, Nati, un beso.

      Eliminar
  13. Hola Pilar, disculpa que hasta ahora me paso por aquí pero lo tenia bien visto, te ha quedado un plato de lujo, me encanta la combinación de sabores. Debe estar de 10!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida, no tienes que disculparte... hacemos lo que podemos, que sé que todas bien atareadas... Besos linda y gracias por venir.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...